Page 1 of 2 1 2 LastLast
Results 1 to 15 of 24

Thread: Saint François d'Assise

          
   
    Bookmark and Share
  1. #1
    Schigolch
    Guest

    Saint François d'Assise



    "San Francisco creía que la belleza de las estrellas, de las montañas, de los océanos,... mostraban la Gloria de Dios. En este sentido, yo también me siento un franciscano".

    Olivier Messiaen



    Vamos a empezar el hilo con un breve repaso a otra obra de Messiaen, mi sinfonía favorita. Se trata, claro, de Turangalîla.

    Muchas de las influencias más notables que asimiló Messiaen se encuentran en esta sinfonía: el canto de los pájaros, los talas de la música clásica india, el gamelán indonesio, el plain-chant... Incluso hay una serie dodecafónica oculta en Turangalîla. Estaba también muy interesado en los aspectos tímbricos, como podemos ver por su uso de instrumentos como las Ondas Martenot.


    Este instrumento consta básicamente de teclado, altavoz y generador de frecuencias y es capaz de generar efectos de glissandi extraordinarios.

    El nombre de la sinfonía viene del sánscrito, de las palabras turanga y lila, y significa algo así como “himno de amor” o “himno de alegría”. Se trata pues del “Himno a la Alegría” del siglo XX.

    Los instrumentos previstos por Messiaen para Turangalìla son:

    1 piccolo, 2 flautas, 2 oboes, 1 corno inglés , 2 clarinetes,1 clarinete bajo, 3 fagots, 4 trompas, 5 trompetas, 3 trombones, 1 tuba, 1 piano, 1 celesta, 5 percusionistas y las cuerdas(violines, violas, violonchelos y contrabajos ), además de las Ondas Martenot

    Consta de 10 movimientos, a saber:

    • 1. Turangalila: I. Introduction - Modere, un peu vif
      2. Turangalila: II: Chant d'amour 1 - Modere, lourd
      3. Turangalila: III. Turangalila 1 - Presque lent, reveur
      4. Turangalila: IV. Chant d'amour 2 - Bien modere
      5. Turangalila: V. Joie du sang des etoiles - Vif, passionne, avec joie
      6. Turangalila: VI. Jardin du sommeil d'amour - Tres modere, tres tendre
      7. Turangalila: VII. Turangalila 2 - Un peu vif - Bien modere
      8. Turangalila: VIII. Diveloppement de l'amour - Bien modere
      9. Turangalila: IX. Turangalila 3 - Bien modere
      10.Turangalila: X. Final - Modere, presque vif, avec une grande joie


    La duración de Turangalîla es cercana a los 80 minutos. En una obra tan larga, podemos encontrar desde momentos de una dulzura casi celestial hasta pasajes de gran fuerza y agresividad. Reconociendo que presenta armonías extraordinarias e invenciones melódicas muy notables (hay temas silbables y todo, algunos de ellos actuando como motivos; y el ingenio con que usa el contrapunto es admirable), el gran tesoro de Turangalîla para mí es su invención rítmica casi inagotable y la orquestación, donde pasamos de momentos que literalmente envuelven al oyente en un universo que parece estar compuesto únicamente de música y volumen, a otros de una sutileza y tranquilidad que te transportan a algo muy parecido al Jardín de las Delícias.

    Especialmente, claro, en el movimiento “Jardin du sommeil d’amour”, que además llega justo después de la dinámica tocata “Joie du sang des étoiles”, que reclama una vitalidad tremenda de la orquesta, terminando en un acorde sostenido por el Martenot que es uno de los momentos que más me emocionan en toda la música que he escuchado.

    Los dos "chant d’amour" son también piezas notabílisimas, especialmente el primero. El resto de la obra, sin alcanzar las alturas celestiales de las que hemos hablado, es de una gran calidad. Por poner un pequeño pero, el final de la obra no alcanza a transmitir la intensidad de las emociones a que hemos estado sometidos durante más de una hora, y salvo que se ejecute con gran precisión tiende a funcionar como anticlimax, dejando un poco la sensación de “anda, ¿pero esto termina así?”.

    Existen varias grabaciones de Turangalîla, las dos que recomiendo sin reservas, son:



    Olivier MESSIAEN (1908-1992)
    Turangalîla [76:59]
    Yvonne Loriod (piano); Jeanne Loriod (ondas martenot);
    Toronto Symphony Orchestra/Seiji Ozawa
    Diciembre 1967 ADD


    Se trata de una de las primeras grabaciones de la obra. Al piano, la mujer de Messiaen y a las ondas Martenot, su cuñada. En muchos sentidos, sea tal vez la más interesante.




    Olivier MESSIAEN (1908-1992)
    Turangalîla [75:55]
    Paul Crossley(piano); Tristan Murall (ondas martenot);
    Philarmonia Orchestra/Esa-Pekka Salonen
    Enero 2003 DDD


    Mi favorita. Aunque advierto que es una visión hetedoroxa y la versión de Ozawa es más de “referencia”. La atmósfera que consigue crear Salonen con su orquesta creo que es la más apropiada para la obra.


    Podemos escuchar toda la sinfonía en youtube, por ejemplo el sexto movimiento:


  2. #2
    Schigolch
    Guest

    San Francisco en éxtasis de Giovanni Bellini.



    Naturalmente, Saint François d'Assise es una ópera religiosa. Como buena parte de la obra de Messiaen. En palabras del propio compositor:

    Quote Originally Posted by Olivier Messiaen
    Soy un creyente, y trato de transmitir las palabras de Dios a los no creyentes, en mi música. Este es el aspecto más noble de mi trabajo, el único del que con toda seguridad no me arrepentiré en el momento de mi muerte
    Tras aceptar la propuesta de la Opera de París para componer una ópera, Messiaen barajó la posibilidad de presentar la Pasión de Cristo, pero pronto consideró que no estaba capacitado para semejante empresa, y decidió abordar en su lugar la vida de San Francisco.

    En lugar de una biografía al uso, obvió casi toda refencia a los hechos externos de la vida del Santo, para concentrarse en su viaje interno hacia la Gracia. La ópera no termina con la muerte de San Francisco, sino con su resurrección.




    Seguramente una de las obras más asequibles en primera escucha de Messiaen, entre las de tema religioso, sea las Trois Petites Liturgies.

    Compuesta durante la Segunda Guerra Mundial y estrenada en París tras la liberación, fue un éxito de público, y atrajo grandes alabanzas de músicos como Honegger y Poulenc, pero también fue objeto de duras críticas del sector serialista.

    El texto, escrito por el propio Messian a partir de las Sagradas Escrituras, acompaña a la música y se ensambla con ella de tal manera que, cuando la pieza se ejecuta en el ambiente adecuado, se tiene la sensación de estar en presencia de Dios.

    La obra está escrita para un coro de 18 voces femeninas, y tiene una exótica instrumentación, donde destaca la celesta, unas maracas y las inevitables ondas Martenot, junto al piano solista.

    El primer movimiento (Dios presente en nosotros) es el más tradicional, escrito en la forma ternaria ABA, y de gran serenidad. En contraste, el segundo (Dios presente en Sí mismo) es muy animado, con cambios constantes de ritmo y un piano enloquecido. En el último movimiento, (Dios presente en todas las cosas) se retoman frases del primero y se entra en un poderoso crescendo que termina en un largo silencio, y el maravilloso pasaje con el coro donde el tiempo parece detenerse. Vuelven los temas anteriores y se termina brillantemente en un luminoso LA mayor, utilizado también por Messiaen para cerrar el primer movimiento.

    En poco más de media hora, resulta una escucha de enorme interés, y clave para adentrarse en la música de Olivier Messiaen.


  3. #3
    Schigolch
    Guest



    Saint François d'Assise


    Opera en tres actos y ocho cuadros.
    Música y texto de Olivier Messiaen
    Estrenada en París, el 29 de Noviembre de 1983.

    Saint François: Barítono
    l'Ange: Soprano
    le Lépreux: Tenor
    Frère Léon: Barítono
    Frère Massée: Tenor
    Frère Elie: Tenor
    Frère Bernard: bajo

    Coros: la fraternidad de monjes, la voz de Cristo

    La acción se desarrolla en Italia, en el siglo XIII. Se basa en escritos del siglo XIV de franciscanos anónimos.


    ACTO I

    Primer Cuadro: La Croix

    San Francisco explica al Hermano León que todas las penalidades deben soportarse con paciencia, por el Amor de Cristo. En esto consiste la Alegría Perfecta.

    Segundo Cuadro: Les Laudes

    Tras maitines, San Francisco medita en soledad, y pide al Señor poder encontrarse con un leproso, y ser capaz de amarle.

    Tercer Cuadro: La baiser au Lépreux

    En una Leprosería, San Francisco se encuentra con un leproso en un estado avanzado de la enfermedad, que responde a su mal con violencia física y verbal. San Francisco calma al leproso. La voz de un Angel atraviesa la ventana. San Francisco abraza al leproso, y éste sana, emprendiendo un baile en acción de gracias. San Francisco siente que ha completado otra etapa en el camino hacia la Gracia.


    ACTO II

    Cuarto Cuadro: L'Ange voyageur

    Un Angel llama a las puertas del Convento. El Angel pregunta sobre la Predestinación al vicario, el Hermano Elie, que no sabe responder. El Hermano Bernard responde con sabiduría. El Angel parte, y ambos hermanos debaten si era realmente un Angel.

    Quinto Cuadro: L'Ange musicien

    El Angel se aparece a San Francisco y toca una pieza en la viola. San Francisco se desmaya.

    Sexto Cuadro: Le Prêche aux oiseaux

    San Francisco bendice a los pájaros y estos, en respuesta, le regalan un gran concierto donde intervienen varias especies.


    ACTO III

    Septimo Cuadro: Les Stigmates

    San Francisco está meditando en una cueva. Aparece una gran Cruz y la voz de Cristo. San Francisco recibe los Santos Estigmas.

    Octavo Cuadro: La mort et la Nouvelle Vie

    San Francisco moribundo, está rodeado por los monjes, que entonan Salmos. Aparecen el Angel y el Leproso, para reconfortar a San Francisco. El Santo muere, y el coro canta la Resurrección de San Francisco.




    Vamos a escuchar el Tercer movimiento (Abîme des oiseaux) de una de las obras más conocidas de Messiaen, el Quatuor pour la fin du temps, compuesto en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.


  4. #4
    Schigolch
    Guest

    San Francisco, de Caravaggio




    Orquesta y coros:

    Xilofón, marimba, glockenspiel, vibráfono

    3 piccolos, 4 flautas, 3 oboes, 1 corno inglés, 7 clarinetes, 3 fagots, 1 contrafagot.

    4 trompetas, 6 trompas, 3 trombones, 3 tubas.

    Cuerdas (32 violines, 14 violas, 12 violonchelos, 10 contrabajos)

    3 Ondas Martenot

    Percusión (campanas, triángulos, maracas, gongs, tambores,....)



    Coro mixto de 150 ejecutantes (30 sopranos, 15 mezzos, 30 contraltos, 30 tenores, 15 barítonos, 30 bajos).



    Estos recursos, enormes, son una de las causas que hacen complicado abordar un montaje de la ópera. Todo en Saint François d'Assise adquiere un tamaño colosal. Por ejemplo, la partitura pesa más de veinte kilogramos. :P Sin embargo, la escucha de la obra proporciona una sensación de orden, de ascensión, de verticalidad, ausente en otras óperas de temática parecida, donde el componente horizontal amenaza con ahogar en varios momentos al oyente.

    Vamos a iniciar un breve repaso de los aspectos musicales.

    El libreto traducido (la traducción es mía, disimulen los errores):

    FRANCES

    FRERE LEON

    J’ai peur, J’ai peur, J’ai peur sur la route
    quand s’agrandissent et s’obscurcissent les fenêtres
    quand ne rougissent plus les feuilles du Poinsettia

    SAINT FRANÇOIS

    O terre… ! O ciel…. ! Frère Léon?

    FRERE LEON

    Mon Père?

    SAINT FRANÇOIS

    Même si le Frère Mineur rendait la vue aux aveugles,
    l’ouïe aux sourds, la parole aux muets : sache que
    tout cela n’est pas la joie, la joie parfaite.

    FRERE LEON

    J’ai peur, J’ai peur, J’ai peur sur la route
    quand elle va mourir, quand elle n’a plus de parfum
    la fleur de Tiaré.
    Voilà ! l’invisible, l’invisible se voit….

    SAINT FRANÇOIS

    O terre… ! O ciel…. ! O Croix...! Frère Léon?

    FRERE LEON

    Mon Père? Mon Père?

    SAINT FRANÇOIS

    Même si le Frère Mineur possédait toutes les sciences,
    et pouvait prophétiser en révélant les choses futures
    et les secrets des cœurs : sache, et retains bien, que
    tout cela n’est pas la joie, la joie parfaite

    FRERE LEON

    J’ai peur, J’ai peur, J’ai peur sur la route
    quand s’agrandissent et s’obscurcissent les fenêtres

    SAINT FRANÇOIS

    O Croix ! O chose imposible ! … Mais si je m’appue
    sur toi, puissance, arbre sacré, .. Frère Léon ?

    FRERE LEON

    Mon Père ?

    SAINT FRANÇOIS

    Même si le Frère Mineur connaissait les langues dés
    Anges, le cours des astres, les vertus des oiseaux et
    des poissons, des arbres et des pierres, des racines et
    des eaux, même s’il préchait jusqu’à convertir tous
    les hommes, donnant en tous temps et lieux
    l’exemple de la plus grande sainteté : sache encore
    tout cela n’est pas la joie, la joie, la joie parfaite


    CASTELLANO


    FRERE LEON

    Tengo miedo, tengo miedo, tengo miedo en el camino
    cuando las ventanas crecen y se vuelven oscuras
    cuando ya no se enrojecen las hojas de la Flor de Pascua.

    SAINT FRANÇOIS

    ¡Oh, tierra!, ¡Oh, Cielo!... Hermano León

    FRERE LEON

    ¿Padre?

    SAINT FRANÇOIS

    Incluso si el Hermano Menor pudiera dar la vista a los ciegos,
    el oido a los sordos, el habla a los mudos: has de saber que esto
    no es todavía la Felicidad, la Felicidad perfecta.

    FRERE LEON

    Tengo miedo, tengo miedo, tengo miedo en el camino
    cuando la flor de la Tiara va a morir, y deja de perfumar
    ¡Mirad! Lo invisible, lo invisible se ve...

    SAINT FRANÇOIS

    ¡Oh, tierra!, ¡Oh, Cielo!..¡Oh, Santa Cruz!.... Hermano León

    FRERE LEON

    ¿Padre?, ¿Padre?

    SAINT FRANÇOIS

    Incluso si el Hermano Menor conociera todas las ciencias,
    pudiera profetizar las cosas por venir, y los secretos de nuestros corazones,
    haz de saber, y recordar siempre, que esto
    no es todavía la Felicidad, la Felicidad perfecta.

    FRERE LEON

    Tengo miedo, tengo miedo, tengo miedo en el camino
    cuando las ventanas crecen y se vuelven oscuras

    SAINT FRANÇOIS

    ¡Oh, Santa Cruz!... ¿Es posible?... Si fuera a apoyarme en Ti,
    Arbol Sagrado, que fuerza no me darías...¿Hermano León?

    FRERE LEON

    ¿Padre?

    SAINT FRANÇOIS

    Incluso si el Hermano Menor conociera la lengua de los ángeles,
    el curso de las estrellas, las virtudes de los pájaros y los peces,
    de los árboles y las piedras, de las raíces y del agua,
    incluso si predicara y conviertiera a todos los hombres,
    dando en todo lugar y momento testimonio de Santidad,
    haz de saber, que esto
    no es todavía la Felicidad, la Felicidad, la Felicidad perfecta




    La ópera comienza con un diálogo entre San Francisco y el Hermano León. Esta escena se repite en tres ocasiones, cada una más larga que la anterior. El procedimiento no es nuevo en Messiaen, que utiliza esta especie de ritual para enganchar al oyente, para transmitir una sensación de tiempo detenido, aunque en conjunto no dura más que una docena de minutos.

    En cada sección se escucha un pequeño preludio a la manera de un gamelán, y enseguida el Hermano León empieza con ese lacerante "J'ai peur, j'ai peur sur la route", (motivo de la muerte) donde van entrando las maderas, las ondas Martenot y un acompañamiento de percusión.

    El primer canto de pájaro de la partitura (alondra) encuadra el breve diálogo, y las parábolas de San Francisco se van sucediendo con el tema de la "Joie parfaite", que reaparecerá varias veces en la obra.

  5. #5
    Schigolch
    Guest

    San Francisco y el Angel Músico, de Francisco Ribalta.


    El encargo de la Opera de París a Messiaen para escribir una ópera, parecía a muchos críticos un regalo envenenado.

    Un músico de edad avanzada, sin experiencia teatral previa, con una obra esencialmente contemplativa,... Se esperaba un fracaso o, todo lo demás, algún reconocimiento cortés. Sin embargo, Messiaen conocía perfectamente sus limitaciones como compositor de ópera y, en consecuencia, rapidamente desechó cualquier pretensión como dramaturgo y eligió en su lugar un desafio radical, una especie de Misterio medieval creado en el siglo XX, y centrado, no en la vida de un Santo, sino en su búsqueda interior de la Gracia.

    Los enormes recursos orquestales y corales que Messiaen utiliza en la obra, pueden llevar a confusión. El músico francés dispone una partitura compleja y difícil, pero puesta al servicio de su idea, alejada de cualquier tentación de hacer fuegos fatuos. El maestro de Messiaen, el gran compositor Paul Dukas, decía:

    Quote Originally Posted by Paul Dukas
    El compositor debe trabajar en lo complejo, no en lo complicado
    y esa máxima fue seguida a rajatabla por Messiaen durante toda su vida.






    Vingt Regards sur l'Enfant-Jésus es otra de las composiciones clave sobre tema religioso de Messiaen. Se trata de veinte piezas para piano, cada una de breve duración, aunque escuchar todas juntas requiere un par de horas. La obra fue escrita durante la ocupación alemana, época de gran aliento creativo para Messiaen.

    Tal vez la mejor manera de enfrentarse por primera vez a esta música sea intentar entrar en el tiempo: lento, de paso tranquilo y firme, de Messiaen. Dejar que fluya y penetre en nuestro espacio interior. En estas piezas, podemos encontrar una puerta a algunos misterios de la condición divina; de la condición humana, por tanto.

    Justo es reseñar que, para otros oyentes, la escucha del ciclo entero puede necesitar, hablando de San Francisco, de una paciencia, al menos del mismo orden de magnitud que la exhibida por el santo en vida.

    Un youtubazo con una de las piezas más destacadas, Regard de l'Esprit de Joie:


  6. #6
    Schigolch
    Guest



    Messiaen fue un destacado intérprete de órgano, al que dedicó parte de su carrera profesional tras ser designado en 1931 como organista de la Iglesia de la Santa Trinidad, en París. Ocuparía este puesto hasta su muerte, 61 años después.

    Lógicamente, también escribió piezas para este instrumento. Tal vez la que alcanzó mayor notoriedad sea esta Transports de joie d'une âme devant la gloire du Christ qui est la sienne








    Olivier Messiaen y Claire Delbos


    Además de temas religiosos, Messiaen también se ocupó del amor profano.

    En su propio acercamiento a la leyenda de Tristan e Isolda, compuso en 1945 un ciclo de canciones para piano y soprano, denominado Harawi (Chant d'amour et de mort). Como Messiaen era un snob, además de su francés natal utilizó el quechua para escribir el libreto.

    En esos años verdaderamente frenéticos en la vida de Messiaen, su primera esposa, Claire Delbos, estaba ya inmersa en la enfermedad mental que acabó por confinarla en un sanatorio. Se puede rastrear el dolor de esta pérdida en Harawi, en su tono oscuro, tan poco familiar en el compositor, y tan alejado de otros ciclos de canciones, como el dedicado a su joven esposa Poèmes pour Mi, o el luminoso Chants de terre et de ciel, compuesto tras el nacimiento de su hijo Pascal.

    El ciclo dura en conjunto poco menos de una hora. Escuchamos en youtube algunos fragmentos con la pianista Yvonne Loriod, segunda esposa de Messiaen, y la soprano Rachel Yakar.




  7. #7
    Schigolch
    Guest
    Es sabida la fascinación que sentía Messiaen por el canto de los pájaros. Está presente desde el principio de su carrera, pero en algunos momentos llegó a ser una verdadera obsesión. Sobre todo en los años 50.

    En este sentido, una obra realmente crucial durante esa época es Oiseaux exotiques.




    Con una duración aproximada de un cuarto de hora, y unas modestas fuerzas orquestales: piccolo, flauta, oboe, 5 clarinetes, fagot, dos trompas, trompeta, glockenspiel, xilofón y tambores, acompañando al piano solista, realmente consigue integrar el canto de las aves, de manera totalmente satisfactoria. Al menos, desde un punto de vista musical. Ornitologicamente, habría que contestar la famosa pregunta de Alexander Goehr: "¿Por qué los pájaros en el bosque suenan a pájaros, pero los pájaros de Messiaen, suenan a Messiaen?".

    Evidentemente los pájaros de Messiaen suenan muy estilizados, idealizados, con una riqueza tímbrica abrumadora como muy bien se puede comprobar en estos 'Pájaros exóticos'. Por su duración es la más accesible entre las que tratan el tema del canto de los pájaros y puede ayudar a entender la difícil escena final del segundo acto de la ópera: el Sermón a los Pájaros.

    Su discípulo Pierre Boulez encargó Oiseaux exotiques, que se estrenó en París, y se convirtió en un importante éxito para Messiaen.



  8. #8
    Schigolch
    Guest
    Seguimos con las breves notas musicales sobre la ópera, terminando el Primer Cuadro.

    Antes de nada, el libreto:

    FRANCES

    FRERE LEON

    Père, c'est la troisième fois que tu m'arrêtes, pour
    dresser une liste de plus hauts sommets de la force
    de l'intelligence, de la vertu... et toujours tu ajoutes:
    non! tout cela n'est pas la joie, la joie parfaite...
    Dis-moi donc, Père, je te prie.. où est la joie parfaite?

    SAINT FRANÇOIS

    Frère Léon, petite brebis, écoute bien ce que je vais te dire

    S'il se met a pleuvoir, et que, trempés de pluie,
    souillés de boue, tourmentés par la faim, nous arrivons
    après une très longue marche, à la porte du couvent,
    et que le portier nous ne reconnaisse pas,
    et refuse de nous ouvrir... si nous insistons et frappons
    à la porte, et que le portier nous injurie en disant:
    Allez-vous-en! vauriens! misérables vouleurs!

    Si, constraints par la faim, l'orage, la nuit nous frappons
    encore à la porte, et que le portier, exaspéré, sorte
    avec un grand bâton, nous lance par terre, et nous
    roue de coups.... Si nous supportons ces choses,
    patiemment, avec allégresse, en pensant aux souffrances
    du Christ béni: voilà la joie, la joie parfaite.

    Car, au-dessus de toutes les grâces et dons de l'Esprit
    Saint, que le Christ accorde à ses amis, il y a le pouvoir
    de se vaincre soi-même, et de supporter volontiers,
    pour l'amour du Christ, les peines, les injuries,
    les opprobes, les incommoditès.

    De tous les autres dons de Dieu, nous ne pouvons
    pas nous glorifier, puisqu'ils ne viennent pas de nous,
    mais de Lui.

    De la Croix, de la tribulation, de l'affliction,
    nous pouvons nous glorifier, car cela nous appartient.

    C'est pourquoi l'Apôtre dit:
    Je ne glorifierai pas, si ce n'est dans la Croix
    de Notre Seigneur Jésus-Christ.


    CHOEUR

    Celui qui veut marcher sur mes pas, qu'il renonce
    à lui-même, qu'il prenne sa croix, et qu'il me suive

    ESPAÑOL

    HERMANO LEON

    Padre, ésta es la tercera vez que me detienes,
    para detallar las cimas más altas del poder, la inteligencia
    la virtud... Y siempre añades: no, esto no es
    la Felicidad, la Felicidad perfecta.
    Dime entonces, Padre, te lo ruego...
    ¿Dónde está la Felicidad perfecta?

    SAN FRANCISCO

    Hermano León, corderito mí, escucha bien
    lo que tengo que decirte

    Si empieza a llover y, empapados por la lluvia,
    cubiertos de barro, atormentados por el hambre,
    llegamos tras un largo camino a las puertas del convento
    y el portero no nos reconoce, y nos niega la entrada
    si insistimos y golpeamos la puerta, y si el portero
    nos insulta, diciendo: ¡Fuera!, !vagabundos!, ¡miserables ladrones!

    Si, obligados por el hambre, la tormenta y la noche
    golpeamos de nuevo la puerta, y el portero, exasperado,
    aparece con un bastón, nos tira al suelo y nos golpea...

    Si soportamos todo esto con paciencia, con alegría
    pensando en los sufrimientos de Cristo Bendito
    eso es la Felicidad, la Felicidad verdadera.

    Por encima de todos los favores y regalos del Espiritu Santo
    que Cristo dona a sus amigos, está el poder de
    sobrepasarse a sí mismo, y soportar voluntariamente
    por amor de Cristo, enfermedades, insultos, oprobios y penalidades.

    No importan los dones de Dios, no podemos
    glorificarnos a nosotros mismos, pues esos dones
    no provienen de nosotros, sino de El.

    De la Cruz, de las tribulaciones, de la aflicción,
    podemos glorificarnos, pues nos pertenecen.
    Estos son los dichos de los Apostoles:
    No me glorificaré, si no es en la Cruz de Nuestro Señor

    CORO

    El que quiera caminar a mi lado, que renuncie a sí mismo,
    coja la cruz, y me siga.






    Cuando Messiaen nos libera del trance, nos encontramos con la alondra introduciendo las palabras del Hermano Léon, y un silencio se extiende mientras esperamos la respuesta de San Francisco, introducida por un tutti orquestal.

    Sobre el tema de la Felicidad Perfecta, y el acompañamiento de cuerdas y trombones edifica Messiaen el largo discurso de San Francisco, la primera prueba de fuego para el barítono protagonista. También utiliza dos cantos de pájaro: el autillo y la lechuza, mucho más difíciles de identificar (para mí, obviamente) que la alondra.

    Al terminar el Santo su parlamento, se inicia un espléndido interludio orquestal, de nuevo con el gamelán y la alondra. La intervención final del Coro, de una gran delicadeza, cierra el Cuadro.

  9. #9
    Schigolch
    Guest
    Es bien sabido que Messiaen tenía sinestesia.

    Este fenómeno sensorial consiste en que una estimulación a uno de los sentidos, produce también respuestas en otro u otros. En el caso de Messiaen, la música estimulaba su visión y era capaz de percibir, por ejemplo, colores en los acordes.

    Messiaen admiraba la obra del pintor francés Robert Delaunay, pues le parecía que utilizaba la misma aproximación para pintar, que el propio Messiaen para componer.

    Un par de cuadros de Delaunay:










    Tras recibir un encargo para celebrar el "Bicentennial", Messiaen decidió componer un homenaje a los cañones y las aves de Utah, que acabó por estrenarse en Nueva York, en 1974. Aunque para cualquiera que haya tenido la oportunidad de contemplar esos paisajes, se trata sin duda de una inolvidable experiencia, la obra nos describe mucho mejor el alma del propio Messiaen que el Bryce Canyon.

    Es una composición para piano, trompa, glockenspiel, xilorimba y orquesta, que requiere solamente 43 instrumentistas, con una percusión compleja y colorista. Los efectos tímbricos conseguidos son realmente asombrosos. Es una composición muy lírica, que prefigura ya el abandono por parte de Messiaen de los experimentos que ocuparon su tiempo durante los años 50 y 60. El último movimiento, Zion Park et la cité céleste es de una belleza a la vez serena y poderosa, una pequeña ventana que se abre a la eternidad.

    Este es uno de los CD's más usados de mi propiedad:



    Escuchemos el movimiento VIII: "Les ressuscités et le chant de L'étoile Aldébaran", en youtube:


  10. #10
    Schigolch
    Guest

    San Francisco de Zurbarán



    El segundo cuadro es el más corto de toda la ópera, apenas algo más de un cuarto de hora.

    De nuevo, Messiaen nos presenta una escena ritualizada, con los maitines de los monjes, y la oración final de San Francisco. Las frases del santo están extraídas de su propia obra, El Cántico de las Criaturas.

    En primer lugar, el libreto:

    FRANCES

    SAINT FRANÇOIS
    Loué sois-tu, mon Seigneur, pour frère Vent, pour
    l'air et les nuages, le ciel pur et tous les
    temps! Loué sois-tu, Seigneur !

    TROIS FRÈRES (SYLVESTRE, RUFIN, BERNARD)
    Vous êtes digne, Seigneur Notre Dieu…

    CHOEUR
    de recevoir louange et gloire, honneur et bénédiction.

    TROIS FRÈRES (SYLVESTRE, RUFIN, BERNARD)
    Digne est l'Agneau, l'Agneau immolé…

    CHOEUR
    de recevoir force et divinité, sagesse et puissance,
    honneur, gloire et bénédiction.

    SAINT FRANÇOIS
    Loué sois-tu, mon Seigneur, pour soeur Eau, elle est
    très utile et humble, précieuse et chaste ! Loué sois-tu,
    mon Seigneur, pour frère Feu par qui
    tu éclaires la nuit ! il est beau, joyeux, robuste et fort !
    Loué sois-tu, Seigneur !

    TROIS FRÈRES (SYLVESTRE, RUFIN, BERNARD)
    Bénissez le Seigneur, toutes les oeuvres du Seigneur.

    CHOEUR
    Qu'il soit loué par le ciel et la terre, et toute créature
    du ciel et de la terre.

    25 TROIS FRÈRES (SYLVESTRE, RUFIN, BERNARD)
    Bénissons le Père, le Fils, et le Saint Esprit.

    CHOEUR
    Louons-le, et surexaltons-le à jamais, maintenant et
    dans les siècles des siècles !

    SAINT FRANÇOIS
    Loué sois-tu, mon Seigneur, pour soeur notre mère la
    Terre, qui nous soutient et nous nourrit, et produit
    tous les fruits, et les fleurs, les fleurs aux mille couleurs,
    les fleurs et l'herbe ! Loué sois-tu, loué sois-tu,
    Seigneur!

    CHOEUR
    Saint ! Saint ! Saint ! le Seigneur Dieu ! qui est, et qui
    était, et qui vient !

    CHOEUR
    Loué soit Dieu!
    Loué soit Dieu! Et loué soit Dieu !

    SAINT FRANÇOIS
    Ô Toi ! Toi qui as fait le Temps! le Temps et l'Espace,
    la lumière et la couleur, le papillon parfumé, la
    goutte d'eau claire, et la chanson du vent qui change
    de ton dans chaque arbre!
    Tu as permis aussi l'existence de la laideur : que le
    crapaud pustuleux, le champignon empoisonneur,
    voisinent avec la libellule et l'oiseau bleu…
    Tu sais combien j'ai peur, combien j'ai horreur des
    lépreux, de leur face rongée, de leur odeur horrible et
    fade ! Seigneur ! Seigneur ! Fais-moi rencontrer un
    lépreux… Rends-moi capable de l'aimer…






    CASTELLANO

    SAN FRANCISCO
    Alabado seas, Señor, por el hermano Viento, por
    el aire y las nubes, el puro cielo, el buen
    y el mal tiempo. Alabado seas, Señor.

    TRES HERMANOS (SILVESTRE, RUFINO, BERNARDO)
    Eres digno, Señor Nuestro Dios...

    CORO
    de recibir alabanza y gloria, honor y bendición

    TRES HERMANOS (SILVESTRE, RUFINO, BERNARDO)
    Digno es el Cordero, el Cordero sacrificado...

    CORO
    de recibir el poder y la divinidad, la sabiduria y la fuerza
    honor, gloria y bendición

    SAN FRANCISCO
    Alabado seas, Señor, por la hermana Agua, que es
    tan útil y humilde, preciosa y pura. Alabado seas,
    Señor, por el hermano Fuego, con el que
    iluminas la noche. Es bello, alegre, robusto y fuerte
    Alabado seas, Señor

    TRES HERMANOS (SILVESTRE, RUFINO, BERNARDO)
    Bendito sea el Señor, y todas sus Obras

    CORO
    Que Sea alabado por el cielo, por la tierra y todas las criaturas
    del cielo y de la tierra

    TRES HERMANOS (SILVESTRE, RUFINO, BERNARDO)
    Benditos sean el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

    CORO
    Alabado sea, y exaltado para siempre en las alturas
    por los siglos de los siglos

    SAN FRANCISCO
    Alabado seas, Señor, por nuestra hermana la madre
    Tierra, que nos mantiene y nos alimenta, y produce
    todas las frutas, y las flores, las flores de mil colores,
    las flores y la hierba. Alabado seas, por siempre alabado.
    Señor

    CORO
    Santo, Santo, Santo, el Señor Dios, que es, era
    y será.

    CORO
    Alabado sea Dios
    Alabado sea Dios, que Dios sea alabado

    SAN FRANCISCO
    Tú, tú que has creado el Tiempo, el Tiempo y el Espacio
    la luz y el color, la olorosa mariposa, la
    gora de agua clara, y la canción del viento que cambia
    su nota en cada árbol.
    Tú has permitido también que exista la fealdas, que
    la rana verrugosa y la seta venenosa
    existan junto a la libélula y el pájaro azul....
    Tú sabes bien mi miedo, mi terror a
    los leprosos, a su rostro picado, su olor nauseabundo
    y podrido. Señor, Señor, haz que encuentre un
    leproso... Haz que sea capaz de amarle.






    Escuchamos una introducción orquestal, con acordes que recuerdan tañidos de campanas en una verdadera fiesta de la percusión. A continuación entran las cuerdas y las flautas, en un pasaje breve, pero realmente genial.

    Precedido por su tema, y (según Messiaen) un mirlo negro, San Francisco canta su primera Alabanza, respondida por tres Hermanos y el Coro, todo en el extremo grave, dando una sensación de solemnidad. Motivo de San Francisco y segunda Alabanza, con Messiaen una vez más verdadero maestro de la tímbrica. En la tercera Alabanza, no hay respuesta de los hermanos, y el Coro canta "Saint, Saint, Saint" empezando un pequeño interludio orquestal, donde Messiaen utiliza de nuevo la sonoridad del gamelán para evocar una curruca (si se han quedado en la alondra del principio, no se preocupen demasiado, después de varias audiciones a mí me pasa lo mismo).

    El Coro se retira y San Francisco inicia su Oración, introducido por las flautas. Esta es también una página complicada para el cantante, que debe mantener una solemne línea de canto, y lidiar con algún salto de octava que otro. Cuando llegamos a la parte de los leprosos, la orquestacíón llega a producir miedo, seguido por una extática belleza en las últimas palabras de la Oración ("Rends-moi capable de l'aimer) en un conmovedor pianissimo. Una breve coda instrumental cierra el Cuadro.

  11. #11
    Schigolch
    Guest

    Messiaen en los años 50



    Tras Turangalîla y la publicación de "Technique de mon langage musical" y "Vingt leçons d'harmonie", Messiaen entró en una larga etapa donde experimentó con la transcripción cada vez más detallada del canto de los pájaros, el serialismo, una aproximación más formalista a sus composiciones.....

    Esta etapa cubre básicamente los años 50 y 60, y personalmente es la que menos me interesa. Naturalmente, muchas otras personas piensan lo contrario, y obras como Catalogue d'oiseaux, Chronochromie o Et exspecto resurrectionem mortuorum figuran entre las más interpretadas de la producción del compositor.

    Otra de las constantes de Messiaen es su interés por la música oriental. Ya hemos comentado la influencia de los talas indios en su manera de abordar el ritmo, o la fascinación que le producía el sonido del gamelán. También Japón ocupó a Messiaen, que compuso en 1962 Sept haïkaï para piano y orquesta.

    Messiaen trata de introducir en la obra sus percepciones sobre el orden y el ritual presente en un haiku, y evoca con instrumentos occidentales la sonoridad del Japón medieval, concretamente el hichiriki:



    y el sho:



    Como no podía ser menos, también aprovechó para transcribir los cantos de varios pájaros japoneses.

    Escuchamos los movimientos IV (Gagaku), donde se encuentra la evocación de esos instrumentos japoneses, junto al V (Miyajima et le torii dans la mer), donde Messiaen se centra en las sensaciones producidas por un bello paisaje.


  12. #12
    Schigolch
    Guest
    En 1950, el gran cineasta italiano Roberto Rosellini rodó una de sus mejores películas: Francesco, giullare di Dio. Basada, como la ópera de Messiaen, fundamentalmente en las historias franciscanas del siglo XIV, también se desarrolla en capítulos. Una película de Cine, con mayúsculas, una auténtica obra de arte.

    Un breve fragmento, con otra versión de la historia de San Francisco y el Leproso:







    Vamos a seguir con nuestro sucinto repaso musical a la ópera, en éste caso con el comienzo del tercer Cuadro, hasta la aparición del Angel.

    Como siempre, primero el texto:


    FRANCES

    LE LEPREUX
    Commet peut-on vivre una telle vie? Tous ces
    Frères que veulent me rendre service ... S'ils
    enduraient ce que j'endure, s'ils souffraient ce que
    je souffre! HA! HA!.. Peut-être se
    révolteraient-ils à leur tour...

    SAINT FRANÇOIS
    Dieu te donne la paix, frère bien-aimé!

    LE LEPREUX
    Quelle paix puis-je avoir de Dieu, qui m'a enlevé
    tout bien, m'a rendu tout pourri et fétide?

    SAINT FRANÇOIS
    Les infirmités du corps nous sont données pour
    la salut de notre âme. Comment comprendre la
    Croix, si on n'en pas porté un petit morceau?

    LE LEPREUX
    J'en ai assez! Assez! Et plus qu'assez! Les Frères
    que tu as mis à mon service, ils me soignent
    mal! Au lieu de me soulager, ils m'inflingent leurs
    horribles bavardages, leurs remèdes inutiles!

    SAINT FRANÇOIS
    Et que fas-tu, ami, que fais-tu de la vertu, la
    vertu de patience?

    LE LEPREUX
    Mais ce sont eux qui m'agacent, me bousculent
    dant tous les sens... Et la démangeaison de
    mes pustules me rend fou...

    SAINT FRANÇOIS
    Offre ton mal en pénitence, mon fils

    LE LEPREUX
    La pénitence! La pénitance! Enlève-moi d'abord
    mes pustules, et aprés, aprés, je ferai pénitence!
    Et puis, tes Frères, je sais bien que je les dégoûte,
    quand ils me voient, ils ne retiennent
    même pas leur envie de vomir...

    SAINT FRANÇOIS
    Pauvres Frères, ils font tout ce qu'ils peuvent

    LE LEPREUX
    Autrefois, j'étais jeune, et fort! Maintenant, je
    suis comme une feuille frapée de mildiou: tout
    jaune, avec des taches noires...

    SAINT FRANÇOIS
    Si l'homme intérieur est beau, il appraraîtra
    glorieux à l'heure de la résurrection.






    CASTELLANO

    EL LEPROSO
    ¿Cómo vivir semejante vida? Todos estos
    Hermanos que quieren cuidarme... Si
    soportaran lo que yo soporto, si sufrieran lo
    que yo sufro... Ja, Ja.. Tal vez se asquearían
    también.

    SAN FRANCISCO
    Que la paz de Dios sea contigo, hermano bien amado

    EL LEPROSO
    Que paz puede darme Dios, que me ha robado todo,
    que me ha convertido en algo podrido, maloliente..

    SAN FRANCISCO
    Las enfernedades corporales nos han sido dadas para
    la salud de nuestra alma. ¿Cómo comprender la Cruz,
    si no la llevamos un tiempo a cuestas?

    EL LEPROSO
    ¡La he llevado bastante! ¡Bastante! ¡Más que bastante!
    Los Hermanos que has puesto a cuidarme, me tratan mal
    En lugar de consolarme, me atormentan con
    su cháchara, sus inútiles remedios.

    SAN FRANCISCO
    ¿Y que haces, amigo, con la virtud,
    la virtud de la paciencia?

    EL LEPROSO
    Son ellos los que me exasperan, me empujan de
    aquí para allá... Y la picazón de mis
    pústulas me vuelven loco.

    SAN FRANCISCO
    Ofrece tu dolor en penitencia, hijo mío

    EL LEPROSO
    ¡Penitencia!, ¡Penitencia!, Primero quitame
    mis pústulas y despúes, después, haré penitencia
    Y además sé muy bien que a tus Hermanos les asquea
    verme, que ni siquiera se aguantan
    sus ganas de vomitar...

    SAN FRANCISCO
    Pobre Hermanos, hacen todo lo que pueden

    EL LEPROSO
    Antes, era joven y fuerte. Ahora,
    soy como una hoja con mildiu,
    amarilla, con manchas negras

    SAN FRANCISCO
    Si la persona es bella en su interior,
    aparecerá gloriosa en la hora de su resurrección.






    En primer lugar, escuchamos un pequeño interludio instrumental, que nos introduce en el lúgubre ambiente de la leprosería, perfectamente retratada con las ondas Martenot y los clarínetes, en tonos graves. También aparecen pájaros japoneses, que los amantes de las aves niponas tal vez sepan identificar.

    El mónologo del Leproso, con el mismo acompañamiento tímbrico del prólogo, es verdaderamente terrible, agobiante. Se puede casi tocar el dolor con nuestras propias manos. La entrada de San Francisco, con su tema en las cuerdas, nos lleva a la aparición del tema de la Alegría en las maderas y la percusión.

    El diálogo entre el Santo y el Leproso es de una intensidad memorable. La desesperación del enfermo, comentada magistralmente por la orquesta (por ejemplo, en esas "pustules" que casi sentimos en nuestra propia piel, o esos metales que chirrían junto a las Martenot), contrasta con la compasión del monje, que va mencionando la Cruz o la penitencia bajo los trinos de esos pájaros celestiales de Messiaen.

    La frase final de San Francisco (Si l'homme interieur est beau...) es radiante, casi luminosa, Messiaen vería esos acordes de un blanco purísimo.... El breve silencio nos prepara para la entrada del Angel.

  13. #13
    Schigolch
    Guest

    Olivier Messiaen y Pierre Boulez



    Una de las principales actividades de Messiaen fue su labor como profesor. A lo largo de más de cuarenta años, tuvo una larga y distinguida serie de discípulos, como Stockhausen, Grisey, Pierre Boulez, Iannis Xenakis, Oliver Knussen, George Benjamin,...

    Casi todos sus alumnos recuerdan con afecto y admiración las enseñanzas de Messiaen. Analizaba en profundidad en sus clases toda clase de composiciones, incluyendo las suyas propias y, aunque él mismo era un teórico destacado, y tenía ideas muy precisas y elaboradas acerca de los sistemas de escritura musical, jamás imponía estas ideas ni pretendía que otros músicos las adoptaran. Antes bien, intentaba siempre estimular la creatividad, la búsqueda de un lenguaje propio en cada uno de sus estudiantes.

    Vamos a escuchar al joven Messiaen, componiendo a sus veintiocho años de edad una canción de amor a su esposa:


  14. #14
    Schigolch
    Guest

    San Francesco de Cimabue



    La escena del Leproso es el momento de la ópera donde el Hermano Francisco, se convierte en San Francisco, donde el hombre encuentra en su interior la Gracia, y se dispone a comenzar su viaje hacia la Santidad.

    El libreto y su traducción:

    FRANCES

    L'ANGE
    Lépreux, lépreux, lépreux, ton coeur t'accuse, ton coeur.

    LE LÉPREUX
    D'où vient cette voix?

    SAINT FRANÇOIS
    Écoute!...

    L'ANGE
    Mais Dieu, mais Dieu, mais Dieu est plus grand, plus
    grand que ton coeur.

    LE LÉPREUX
    Qui est-ce qui chante ainsi ?

    SAINT FRANÇOIS
    C'est peut-être un Ange envoyé du ciel pour te réconforter…

    L'ANGE
    Il est Amour, Il est Amour, Il est plus grand, plus
    grand que ton coeur, Il connaît tout.

    LE LÉPREUX
    Que dit-il? Je ne comprends pas…

    SAINT FRANÇOIS
    Il dit : Ton coeur t'accuse, mais Dieu est plus grand
    que ton coeur

    L'ANGE
    Mais Dieu, mais Dieu, mais Dieu est tout Amour, et
    qui demeure dans l'Amour demeure en Dieu, et
    Dieu en lui.

    LE LÉPREUX
    Pardonne-moi, Père : je récrimine toujours… Tes
    Frères m'appellent : le lépreux !

    SAINT FRANÇOIS
    Où se trouve la tristesse, que je chante la joie !

    LE LÉPREUX
    Je sais bien que je suis horrible, et je me dégoûte
    moi-même…

    SAINT FRANÇOIS
    Où se trouve l'erreur, que j'ouvre la Vérité !

    LE LÉPREUX
    Mais toi, tu es bon ! Tu m'appelles: mon ami, mon
    frère, mon fils !

    SAINT FRANÇOIS
    Où se trouvent les ténèbres, que j'apporte la
    lumière! Pardonne-moi, mon fils: je ne t'ai pas assez
    aimé…

    LE LÉPREUX
    Miracle ! Miracle ! Miracle ! Regarde, Père, regarde :
    les taches ont disparu de ma peau ! Je suis guéri !...

    LE LÉPREUX
    Père, Père, j'ai tellement protesté contre mes souffrances,
    j'ai tellement injurié les Frères qui me soignaient…

    SAINT FRANÇOIS
    Tu étais la pyramide renversée… renversée sur sa
    pointe… Mais Dieu t'attendait, de l'autre côté de l'erreur.

    LE LÉPREUX
    Je ne suis pas digne d'être guéri…

    SAINT FRANÇOIS
    Ne pleure pas si fort, mon fils! Moi non plus, je ne
    suis pas digne d'être guéri…

    CHOEUR
    À ceux qui ont beaucoup aimé: tout est pardonné !






    ESPAÑOL

    EL ANGEL
    Leproso, leproso, leproso, tu corazón te acusa, tu corazón

    EL LEPROSO
    ¿De dónde viene esta voz?

    SAN FRANCISCO
    Escucha

    EL ANGEL
    Pero Dios, pero Dios, pero Dios es más grande, más
    grande que tu corazón

    EL LEPROSO
    ¿Quién canta así?

    SAN FRANCISCO
    Tal vez sea un Angel, que el Cielo envía para reconfortarte

    EL ANGEL
    El es Amor, El es Amor, El es más grande, más
    grande que tu corazón. El conoce todas las cosas

    EL LEPROSO
    ¿Qué dice? No entiendo.

    SAN FRANCISCO
    Dice: Tu corazón te acusa, pero Dios es más grande
    que tu corazón

    EL ANGEL
    Pero Dios, pero Dios, pero Dios es todo Amor,
    y el que vive en el Amor, vive en Dios y
    Dios en él.

    EL LEPROSO
    Perdón, Padre. Siempre me quejo de los demas...
    Tus Hermanos me llaman el Leproso

    SAN FRANCISCO
    Donde se encuentre la tristeza, yo canto a la felicidad

    EL LEPROSO
    Sé que soy horrible, y me horrorizo
    a mí mismo....

    SAN FRANCISCO
    Donde se encuentre el error, yo revelo la Verdad

    EL LEPROSO
    Tú, tú eres bueno. Tú me llamas amigo, hermano,
    hijo...

    SAN FRANCISCO
    Donde se encuentren las tinieblas, yo traigo
    la luz. Perdóname, hijo mío, no te he amado
    lo bastante

    EL LEPROSO
    Milagro, milagro, milagro, Mira, Padre, mira:
    las manchas han desaparecido de mi piel. Estoy sanado.

    EL LEPROSO
    Padre, Padre, me he quejado tanto de mis sufrimientos
    he injuriado tanto a los Hermanos que me cuidaban...

    SAN FRANCISCO
    Tu eras la pirámide invertida... Invertida sobre
    su punta. Pero Dios te esperaba, en el otro lado del error

    EL LEPROSO
    No soy digno de ser sanado..

    SAN FRANCISCO
    No llores así, hijo mío. Yo tampoco, tampoco
    soy digno de ser sanado

    CORO
    A aquellos que aman de verdad, todo les será perdonado






    El canto cristalino de un pájaro (Messiaen mantiene que se trata de una curruca de Nueva Caledonia; mis conocimientos de ornitología no me permiten confirmar o negar tal pretensión), nos introduce la presencia del Angel.

    En un tempo majestuosamente lento, dando de nuevo la impresión de haber detenido el paso del tiempo, el Angel va desgranando palabras de la Primera Epístola de San Juan, interrumpido por intervenciones del Leproso y San Francisco.

    Tras la desaparición del Angel, el Leproso pierde su siniestro acompañamiento orquestal, no es el mismo hombre. San Francisco, por su parte, canta una de sus oraciones, cada vez en un tono más luminoso, acabando por abrazar al Leproso mientras suenan sucesivamente los temas de la Decisión y la Alegría. Una melodía sencilla, pero de una gran delicadeza, en las cuerdas y las ondas Martenot, acompañan al milagro de la curación.

    La danza de la alegría que el Leproso inicia parece extraída de las composiciones del propio Messiaen en los años cuarenta, un canto de júbilo por la curación del Leproso, y la transformación en el alma de San Francisco.

    El último diálogo entre el ahora ex-Leproso y el nuevo Santo, tras un breve recuerdo orquestal de los horrores pasados, acaba en pinceladas de serenidad y felicidad mientras ambos oran juntos. Una breve coda orquestal introduce al Coro, y se acaba el Cuadro en un simple acorde en Do mayor.

  15. #15
    Schigolch
    Guest

    Portrait of Olivier Messiaen, de Tom Phillips



    Messiaen era un buen aficionado a la ópera. De hecho, el regalo que le puso directamente en el camino de dedicarse a la música fue la partitura de Pelléas et Mélisande, a unos tiernos diez años de edad.

    Sus compositores de ópera preferidos eran Mozart, Debussy y Mussorgski (más Khovanchina que Boris). También apreciaba mucho Wozzeck.

    Una de las principales pegas que se han comentado sobre Saint François d'Assise es su excesiva duración. Personalmente, estoy de acuerdo en parte con esta crítica, y creo que la obra podría mejorar con un importante corte, ya veremos en que momento de la partitura.

    Sin embargo, su esposa tal vez nos dió la clave sobre esta duración cuando, al ser preguntada tras la muerte de Messiaen sobre si la ópera no era muy larga, contestó: "¿Larga?. No, no es larga, es tan generosa...".







    A finales de los años 60 Messiaen estrenó La transfiguration de Notre-Seigneur Jésus-Christ, una de sus obras más ambiciosas. Requiere una enorme orquesta, y un coro de 100 voces. La composición llevó a Messiaen mucho más tiempo del previsto originalmente, debido a la enorme complejidad desplegada.

    Personalmente, aunque sin duda es una pieza capital en Messiaen, y contiene pasajes verdaderamente extraordinarios, no se encuentra desde luego entre mis favoritas. Sobre todo el primer "Septénaire" (consta de 14 movimientos, divididos en dos partes de siete) se me hace cuesta arriba en una escucha completa.

    El final de la obra, en youtube:


Page 1 of 2 1 2 LastLast

Similar Threads

  1. Article: Exclusive Opera Lively interview with François Roussillon, opera video director
    By Luiz Gazzola (Almaviva) in forum CMS Articles - Comments Forum
    Replies: 0
    Last Post: October 18th, 2012, 06:47 AM
  2. Replies: 0
    Last Post: October 17th, 2012, 04:29 AM

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •  


free html visitor counters
hit counter




Official Media Partners of Opera Carolina

Opera Lively is the Official Media Partner of Opera Carolina

Official Media Partners of NC Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of North Carolina Opera

Official Media Partners of Greensboro Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of Greensboro Opera

Official Media Partners of The A.J. Fletcher Opera Institute and Piedmont Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of The A.J. Fletcher Opera Institute
of the University of North Carolina School of the Arts and Piedmont Opera

Official Media Partners of Asheville Lyric Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of Asheville Lyric Opera

Official Media Partners of UNC Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of UNC Opera
Dept. of Music, UNC-Chapel Hill College of Arts and Sciences

www.operalively.com

VISIT WWW.OPERALIVELY.COM FOR ALL YOUR OPERA NEEDS