El año 2008 se estrenó en el MET Doctor Atomic, y se ha editado un DVD.

En lugar de la producción de Sellars, se optó por crear una nueva encargada a Penny Woolcock, la directora de la película sobre otra ópera de Adams, The Death of Klinghoffer. La señora Woolcock hace lo que se conoce en ambientes taurinos como una faena de aliño; cumple con su contrato, pero no nos da ninguna pista sobre lo que está ocurriendo en el escenario.

Gerald Finley vuelve a cantar un estupendo Oppenheimer, aunque su aria estrella tiene menos intensidad:

Sasha Cooke, aunque su aspecto es mucho más sensual que el de Jessica Rivera, nos ofrece un canto menos lírico, un personaje más plano, y un segundo acto que invita al bostezo, incluso a la siesta.



Owens y Fink repiten sus papeles, con parecidos resultados. Meredith Arwady, la Pasqualita de turno, también aprovecha su momento estrella.

Si les interesa Doctor Atomic, merece la pena. Pero el DVD de Amsterdam es claramente la primera opción.