Page 1 of 3 1 2 3 LastLast
Results 1 to 15 of 40

Thread: Gemas ocultas: Mireille

          
   
    Bookmark and Share
  1. #1
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like

    Gemas ocultas: Mireille

    Hola, amigos.

    Tras la muy agradable experiencia de “La vuelta al mundo en doce zarzuelas y un prólogo”, Schigolch y yo reanudamos nuestra colaboración para ofrecer al foro diversas reseñas originalmente redactadas en castellano, que Schigolch traducirá y colgará en el área de idioma inglés. El título del hilo, “Gemas ocultas” ya da una idea del tipo de óperas que presentaremos: obras muy hermosas (en mi opinión, claro, que es discutible) que se representan poco, están en los márgenes del repertorio, o directamente se pueden considerar rarezas. Confiamos en que les guste la idea y esperamos sus comentarios.

    Empezamos enseguida con “Mireille”, de Charles Gounod.

  2. #2
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    MIREILLE
    de
    Charles Gounod




    Obertura

    La obertura, la más extensa que compuso Gounod para la escena (y aun así no es muy larga: unos seis minutos), comienza con un pasaje que más adelante servirá como introducción para el Acto IV, y con su llamada de la trompa y su brillante armonía evoca los espacios abiertos. Después, sigue un allegretto, tema asociado a Vincent y a la farandole del Acto II.

    Durante unos años, desde una función ofrecida en 1939 con Reynaldo Hahn como director, la obertura no se interpretó al principio sino entre el primer y el segundo acto. En el libro “La vraie Mireille de Gounod” de Guy Ferrant, que voy a utilizar como fuente principalísima para esta exposición, el autor aduce varias justificaciones.

    Por un lado, el acto I es bastante breve. Si tras su finalización se realiza una pausa de 10 ó 15 minutos, ésta resulta tan larga como el propio acto y hace que se pierda la atmósfera de juventud y poesía provenzal que acaba de crearse. Y en la década de los 30 y los 40, cuando aún había decorados pero faltaba la tecnología (al revés que ahora), unos cuantos minutos sí se necesitaban para poder montar el decorado del Acto II. La interpretación de la obertura en este punto permitiría salvar ambos inconvenientes.

    Desde el punto de vista práctico, el autor aduce algo muy curioso, y que en mi opinión, más bien es un punto a favor de que la obertura vaya al principio: que salvo raras excepciones, una obertura nunca se escucha con la misma atención que un interludio o un entreacto debido, en buena medida, a que el público casi siempre llega tarde y hace ruido al sentarse. Esta situación me parece anacrónica para el siglo XX, pero si es verdad, digo yo que mejor perderse la obertura que el comienzo de la ópera, ¿no?

    En cualquier caso, Ferrant añade que también desde el punto de vista musical está justificado trasladar la obertura ya que este fragmento, en el espíritu de Gounod, es más bien un poema sinfónico evocador de la Provenza. Así, en la revisión que hizo el compositor en 1874 ya no utilizó los veinticuatro primeros compases de la obertura como preludio al acto IV. De todos los motivos que se pueden oir durante la ópera, los únicos que figuran, entonces, en la obertura son el que se refiere al amor de Mireille (Acto I) y el coro de San Juan (Acto IV) con el que termina.

    En fin, cualquiera le enmienda la plana a Reinaldo Hahn, pero a mí, sinceramente, me parece que las oberturas han de oirse al principio, y que si Gounod hubiera querido que funcionase como un entreacto, ya se hubiera cuidado de ubicarla donde lo hizo Hahn.


    Obertura. Geoges Prêtre. Hamburgo, 1962


  3. #3
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    2.- Los paisajes de “Mireille”

    En este post conoceremos algo acerca de los lugares en los que se desarolla la acción de “Mireille”. Todo sucede en Provenza, y casi siempre en lugares concretos y bien localizados; sólo queda indefinida la situación de la hacienda del padre de Mireille, donde se desarrollan el Acto I y el primer cuadro del Acto IV. En todo caso, es seguro que se halla en la comarca de Les-Baux-de-Provénce, cerca de Arlés (ya que por la tarde los personajes reaparecen en esa ciudad en el acto II), y a unos 30 ó 40 kilómetros de la localidad de Saintes-Maries-de-la-Mer (donde se desarrolla el acto V), con el desierto de la Crau enmedio.




    En el plano he incluido la localidad de Saint-Rémy-de-Provence, donde se alojó Gounod durante su estancia en Provenza.


    Les-Baux-de-Provénce (Acto I y Acto IV, primer cuadro)

    Es una comarca o comunidad situada en el departamento de Bocas del Ródano, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul. Actualmente es más un sitio turístico que un lugar de residencia (381 habitantes en toda la comunidad, frente a millón y medio de turistas al año). En la época en que Mistral compuso su poema y Gounod su ópera (1859-1863) rebasaba por muy poco los 400 habitantes.

    Está organizada en torno a un pueblo situado sobre un saliente rocoso, al comienzo de una meseta que constituye el primer contrafuerte de la cadena de Los Alpes. La roca “bauxita” se llama así por haber sido descubierta aquí en 1821. El municipio está dominado por una gran fortaleza, actualmente en ruinas, desde la que se divisan las llanuras del sur, hacia Arlés y la Camargue cercana.


    Los pueblos y ciudades próximos que aparecerán en esta presentación son: Tarascón (al Noroeste), Saint-Rémy-de-Provence (8 kilómetros al Norte), Arlès (16 kilómetros al Suroeste) y el desierto de la Crau (unos 9 kilómetros al Sur)

    Es oportuno reseñar que tiene un clima mediterráneo, con veranos calurosos y secos: una temperatura media en julio y agosto de 29 grados, y sólo 2 días de lluvia en julio. Pero eso es en la región: en el desierto, lógicamente, la temperatura es superior y los días de lluvia menos.



    Las Arenas (Anfiteatro) de Arlés (Acto II)

    Calificado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, fue construido por los romanos entre los años 80 y 90, un poco antes que las Arenas de Nimes, y algo después que el Coliseo romano, con el cual guarda bastante parecido: una escena central elíptica rodeada por gradas y un sistema de evacuación con numerosos pasillos y vomitorios de salida al exterior. Tiene capacidad para 25.000 espectadores.


    Al principio se usó, como todo anfiteatro, para espectáculos de gladiadores, pero a finales del siglo VI fue transformado en bastida, especie de fortaleza urbana, a la que se añadieron cuatro torres, unas doscientas viviendas y dos capillas. Esta función residencial pervive hasta finales del siglo XVIII, cuando comienza un proceso de expropiación que termina en 1825, y ya a partir de 1830 recupera su uso festivo, siendo inaugurado con un espectáculo taurino, lo que le vale el nombre de “arena”.

    En la época en que tiene lugar la ópera, el Anfiteatro ya era “Monumento histórico de Francia”, pues así había sido catalogado en 1840 a iniciativa de Prosper Merimée, que era inspector de monumentos históricos.



    Le Val d’Enfer (Acto III, cuadro primero)

    Es un pequeño valle excavado en la roca por la erosión del agua. Su nombre procede de las extrañas formas de las rocas calcáreas blancas que abundan en él. Según la tradición, Dante se inspiró en este paraje para describir “su” infierno en “La divina comedia”.


    En este lugar salvaje y supuestamente poblado de espíritus, vive Taven, la gitana bruja, cerca de la “Gruta de las hadas”, una de las más espectaculares grutas del lugar. El antro de la bruja está precedido por un terraplén llamado “lou recatadou di ratopenado” (Traducción: “El guano del murciélago” ) Desde allí, un pasillo lleva hasta la caverna de Taven, un entrante de casi seis metros en cuyas paredes se abren dos canales: el primero conduce a la “caverna de la pesadilla”, el reducto donde la bruja preparaba sus filtros; el segundo, donde una estalagmita figura el sarcófago de Taven, permite llegar a la “cámara de la Mandrágora”, que se prolonga hacia la “Cueva de los elfos” y termina en el “pasaje de la bestia negra”. Según la leyenda, un general sarraceno llamado Abderramán se atrevió a llegar a lo más profundo de este laberinto para esconder un fabuloso tesoro.

    Sin embargo, la historia real es mucho más prosaica. Desde 1821, en que se empezó a explotar la bauxita, hasta 1935, en que se abandonó, se excavaron aquí inmensas galerías, en cuyas lisas y blancas paredes calcáreas se proyectan desde 1976, grandes imágenes luminosas, cambiando cada año de tema: se trata del espectáculo audiovisual permanente conocido como “Catedral de imágenes”.



    El puente de Trinquetaille (Acto III, cuadro segundo)

    Trinquetaille es una pequeña población situada en la orilla derecha del gran Ródano. Es un asentamiento muy antiguo, anterior incluso a los romanos, y conoció un gran desarrollo en la Antigüedad gracias a sus actividades portuarias. Por ejemplo, los trinquetaillerenses (o como se diga) proveyeron a Julio César de doce naves con las cuales pudo vencer a Pompeyo.

    El libreto de la ópera dice escuetamente para situar la acción: “Pont de Trinquetaille”. Este puente tiene que ser el puente de barcos permanente, que databa del siglo I, y unía la zona a la trama urbana de la orilla izquierda.


    Dibujo del puente de barcos medieval

    Cuando Ourrias llega huyendo a la orilla del Ródano, ni puede vadearlo ni se plantea pasar a pie por puente alguno: tiene que llamar a un barquero. Este puente de barcos será reemplazado por otro, de hierro y cristal, en 1875, y ese nuevo puente, modernista, inspiró a otro gran artista, Van Gogh:




    La Crau (Acto IV, cuadro segundo)
    Es una vasta planicie de 40.000 hectáreas constituida por guijarros depositados, desde las últimas glaciaciones, por el río Durance que, antes de convertirse en afluente del Ródano, desembocaba directamente en el Mediterráneo.


    Hay una Crau húmeda, al norte, gracias a los trabajos de irrigación realizados en los siglos XVI y XVII, y una Crau seca y árida, al sur, que es la que atraviesa la protagonista de la ópera, y donde, por salir sin su sombrero, pilla la insolación que le cuesta la vida. En la fecha en que transcurre la acción (el día de San Juan: 24 de junio), podemos suponer el tremendo calor que haría en la Provenza, y muy especialmente en el desierto.



    Saintes-Maries-de-la-Mer (Acto V)
    La primera mención a esta población, ubicada a orillas del Mediterráneo, proviene del siglo IV. Durante los siglos siguientes, los obispos de Arlés evangelizan los campos de los alrededores, y concretamente aquí fundan un monasterio o una iglesia dedicada a los Santos. Ahora bien, la iglesia actual data los siglos XI y XII y como puede verse, tiene aspecto de fortaleza.


    Estaba destinada a proteger las reliquias de los santos en caso de incursión de los sarracenos. La llamada “capilla antigua”, donde se desarrolla el último acto de “Mireille”, es un verdadero donjon (torre defensiva). En esa capilla, que desde su altura domina el pueblo y el mar, muere la joven provenzal, en brazos de su amante, contemplando el brillante Mediterráneo.

    La peste de 1720, que redujo a la mitad la población de Marsella y a dos tercios la de Arlés, respetó, sin embargo, al pueblo de Saintes, que se opuso fuertemente a acoger a los refugiados arlesianos. Con la Revolución francesa se suspendió el culto en 1794. Pero, restablecido tres años después, a comienzos del siglo siguiente la población empieza a convertirse en centro de peregrinaje de gitanos, que en mayo vienen de toda Europa para honrar a su patrona Sara, la virgen negra. Aunque no se dice expresamente en la ópera, entiendo que es por este motivo, por ser lugar de peregrinaje, por lo que Mireille cita aquí a Vincent, aun a costa de tener que hacer un viaje de 30-40 kilómetros, con un desierto de por medio.

    Podemos escuchar a Georges Thill en "Anges du Paradis", el aria que canta Vincent en el último acto mientras espera a Mireille en la capilla, y en la que ruega a los santos que la proteja durante el viaje.



    Mon cœur est plein d'un noir souci!
    Qui l'arrête?
    Pourquoi n'est'elle pas ici?

    Anges du paradis, couvrez-la de votre aile!
    Dans les airs étendez
    votre manteau sur elle!
    Et toi, brûlant soleil d'été,
    Fais grâce à sa jeunesse,
    épargne sa beauté!
    Je l'ai vue à travers mon rêve,
    Dans la lande aux souffles de feu,
    Accourant seule vers la grève,
    Pâle et le front courbé,
    sous l'éclat du ciel bleu,
    Invoquant les Saintes et Dieu!

    Anges du paradis, couvrez-la de votre aile!
    Dans les airs étendez
    votre manteau sur elle!
    Et toi, brûlant soleil d'été,
    Fais grâce à sa jeunesse,
    épargne sa beauté!
    Mi corazón esta lleno de un pesar sombrío!
    ¿Qué la retiene?
    ¿Por qué no ha llegado aún?

    ¡Ángeles del cielo, amparadla!
    ¡Extended en el aire
    vuestras alas sobre ella!
    ¡Y tú, brillante sol de estío,
    apiádate de ella
    y no agostes su belleza!
    La he visto en mis sueños,
    vagando por las llanuras ardientes,
    caminando sobre la arena,
    pálida y vacilante,
    bajo la claridad insoportable del cielo,
    ¡invocando a los Santos y a Dios!

    ¡Ángeles del cielo, amparadla!
    ¡Extended en el aire
    vuestras alas sobre ella!
    ¡Y tú, brillante sol de estío,
    apiádate de ella
    y no agostes su belleza!

  4. #4
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    3.-Acto I, escenas 1ª a 3ª

    (El libreto, traducido al castellano, está disponible en Kareol)

    Provenza, alrededor de 1840. Toda la ópera sucede en poco más de 24 horas, desde las 10 o las 11 de la mañana de la víspera de San Juan hasta el mediodía del día siguiente.

    Una plantación de moreras
    Es la mañana de San Juan. Un grupo de jóvenes campesinas recoge hojas de moreras para alimentar a los gusanos de seda.


    Taven, una gitana con fama de hechicera que habita en una cueva entre las rocas del Valle del Infierno, pasa entre ellas y les recrimina su despreocupación, avisándoles de que algún día descubrirán las penas del corazón. Clémence contesta que eso no le ocurrirá nunca, pues un bello príncipe la llevará lejos de la Provenza para vivir en un espléndido castillo.

    [Link removed by Admin - YouTube video no longer available]

    TAVEN
    (s'arrêtant au fond,
    appuyée sur son bâton)
    Ecoutez-les chanter et rire,
    Ces fillettes au coeur joyeux!
    Elles ne savent pas qu'un charme les attire
    Au piège du chasseur,
    comme l'oiseau des cieux;
    Et qu'un jour vient où l'on soupire
    Avec des larmes dans les yeux!
    Ecoutez-les chanter et rire,
    Ces fillettes au cœur joyeux!

    CLEMENCE ET LES JEUNES FILLES
    (riant)
    C'est Taven la sorcière
    Avec son aiguillon,
    Et son vieux cotillon,
    Plus gris que la poussière!
    C'est Taven la sorcière
    Avec son aiguillon!
    Dans notre humble sillon
    Elle a jeté sa pierre!
    C'est Taven la sorcière
    Avec son aiguillon!

    QUELQUES FILLES
    Qu'il vienne, le chasseur!...
    moi, je ris de son piège.

    AUTRES FILLES
    Le vert printemps ne craint
    ni le froid ni la neige!

    QUELQUES FILLES
    L'oiseau maître de l'air
    échappe aux oiseleurs!

    AUTRES FILLES
    Nos chansons feront fuir
    les soucis et les pleurs!

    (Taven va s'asseoir à l'écart,
    hochant la tête d'un air de doute.)

    CLEMENCE
    Moi, si par aventure,
    Quelque prince amoureux
    venait m'offrir sa main,
    Jeune, galant,
    bien fait et de noble stature,
    Je me ferais conduire au palais,
    dès demain!
    Impératrice et souveraine,
    Avec un long manteau, qui traîne,
    Doublé d'hermine et brodé d'or,
    Parmi vous, j'en ris à l'avance,
    Je reviendrais pour voir encor,
    Mon pays de Provence!
    TAVEN
    (Se detiene, al fondo,
    apoyada en su bastón)
    ¡Escuchad como cantan y ríen
    esas muchachitas de alegres corazones!
    No saben que un hechizo las atrae
    a los pies del cazador,
    como a pájaros.
    ¡Llegará el día en que suspirarán
    con lagrimas en los ojos!
    ¡Escuchad como cantan y ríen
    esas muchachitas de alegres corazones!

    CLEMENCE, MUCHACHAS
    (riendo)
    Es Taven, la hechicera,
    con su mandilón
    y su viejo refajo
    ¡más grises que el mismísimo polvo!
    ¡Es Taven, la hechicera,
    con su mandilón!
    ¡En nuestro humilde surco
    ella arroja piedras!
    ¡Es Taven, la hechicera.
    con su mandilón!

    ALGUNAS MUCHACHAS
    ¡Aquí viene, el cazador!...
    ¡De sus trampas nos reímos!

    OTRAS MUCHACHAS
    ¡La verde primavera no teme
    ni al frío ni a la nieve!

    ALGUNAS MUCHACHAS
    Los pájaros, ases del aire,
    ¡escapan de los cazadores!

    OTRAS MUCHACHAS
    ¡Nuestros cantos alejan
    las penas y llantos!

    (Taven se acerca, a distancia prudente,
    para poder oírlas mejor)

    CLEMENCE
    Yo, si por ventura,
    algún príncipe enamorado
    viniera a ofrecerme su mano,
    joven, galante,
    bien parecido y de noble cuna,
    ¡me dejaría conducir a palacio
    ese mismo día!
    Emperatriz y soberana,
    con largas y lujosas vestiduras,
    decoradas con armiño y de oro bordadas,
    regresaría con vosotras
    ¡para ver de nuevo
    a mi querida Provenza!

    Según el libreto, Mireille entra en escena durante la canción de Clémence. Como hemos podido comprobar en el youtube anterior, ni caso: Mireille ha estado en escena, junto a su amiga, desde el principio. Mireille es la hija del dueño de la plantación, y, por oposición a las ideas de Clémence, dice que estaría satisfecha sólo con que un joven le declarase un amor sincero, aunque fuese pobre.

    http://www.divshare.com/flash/playli...d=15084646-416

    MIREILLE
    Et moi, si, par hasard,
    quelque jeune garçon,
    Fût-il pauvre et timide
    et honteux de lui-même,
    Me disait doucement:
    Mireille, je vous aime!
    J'écouterais mon coeur
    plutôt que ma raison;
    Et sans souci des rires ni du blâme,
    Comme dans une eau claire
    ayant lu dans son âme,
    Je lui tendrais la main...
    et je serais sa femme.
    MIRELLA
    Y si por fortuna,
    un muchacho,
    aunque fuera pobre y tímido
    pero honesto y sincero,
    me dijera con dulzura:
    "Mirella, te amo!"
    yo escucharía a mi corazón
    antes que a la razón.
    Y sin miedo a burlas ni reproches,
    como en un estanque cristalino,
    se encontraría con mi alma.
    Yo le tendería la mano...
    y sería su mujer.

    Se podría decir que esta cándida profesión de fe, que musicalmente es una pequeña obra maestra, contiene en sustancia todo el carácter de la heroína. Son las primeras palabras del rol, y la soprano no sólo debe cantarlas bien, sino interpretarlas bien. En cierto modo, Mireille hace un retrato de sí misma (con algo de hipocresía, es verdad, porque dice: “Y si por fortuna...” cuando en realidad ya tiene elegido) Esta bonita joven, sonriente pero responsable, no es ninguna cabeza loca. No sólo se enfrentará a las amigas que se burlan de ella, sino, lo que es peor en una época en que el “pater familias” era el dueño y todos se plegaban a sus órdenes, no temerá oponerse a su “ley suprema”. Ella dice sin ambages a sus amigas: “Y sin miedo a burlas ni reproches... Yo le tendería la mano... y sería su mujer”. Estos treinta compases son una de las mejores creaciones de Gounod.

    Las trabajadoras se burlan (con cuidado, claro, que es la hija del jefe), pues saben que Mireille, en realidad, ya tiene enamorado: Vincent, un artesano muy humilde. Las muchachas recogen sus cosas y se van, dejando solas a Mireille y a Taven.
    Last edited by Ann Lander (sospiro); January 6th, 2018 at 10:30 AM.

  5. #5
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    4.- La Valse-Ariette “O, légère hirondelle”
    En este momento de la obra, recién aparecida Mireille, es donde, durante 75 años, se ha venido interpretando la valse-ariette “O, légère hirondelle”. Se trata de un aria de lucimiento para la soprano con notas picadas, gamas, trinos... Al ser tan brillante, ha atraído a numerosas cantantes deseosas de mostrar su virtuosismo y ha terminado por convertirse, curiosamente, en el fragmento más conocido de la ópera.

    Digo curiosamente porque esta arieta con ritmo de vals no estaba en la partitura original. Gounod, que estaba transido de la nobleza y la gravedad del drama provenzal que quería representar, no pensó en modo alguno en presentar a su heroína con un fragmento de semejante ligereza. Pero fue obligado a ello. Pocos meses después del estreno, sin haber terminado aún el año 1864 en que tuvo lugar la primera representación, “O, légère hirondelle” ya estaba en la obra. Este añadido ocasionó un problema con el rol. Hasta su inclusión se precisaba para el papel una soprano lírica de gran resistencia que pudiera afrontar el largo papel de Mireille, con arias tan arduas como “Trahir Vincent” (Acto II) o la de la Crau (Acto IV). Se requería amplitud, fuerza y patetismo. Pero desde la introducción de la valse-ariette se hizo necesario encontrar cantantes que, además de todo lo anterior, fueran capaces de salvar con éxito las agilidades de su primera intervención. Es decir, una combinación de soprano ligera y lírica.

    Más adelante veremos la causa de la introducción de este fragmento, así como la de su posterior desaparición. La ópera sufrió incontables modificaciones que llevo intención de explicar juntas, y como algunas afectan a los últimos actos, considero preferible no hacerlo mientras no conozcamos todo el argumento,.

    Lo que sí podemos hacer aquí es una extensa comparación entre sopranos de diversas épocas, pues, como decía al principio, se han abalanzado sobre este fragmentito como pirañas.

    Este es el texto:

    O légère hirondelle,
    Messagère fidèle
    Vers mon ami
    Vole gaîment
    Et conte-lui
    Mon doux tourment,
    Parle-lui, pour moi-même,
    Et dis-lui que je l'aime!
    Vincent peut croire à mon serment!
    Vole, vole gaîment! ah!
    O légère hirondelle,
    Messagère fidèle
    Vers mon ami
    Vole gaîment
    Vole, vole gaîment! ah!
    ¡Oh, ligera golondrina,
    fiel mensajera,
    vuela alegre
    hacia mi amado
    y cuéntale mi
    dulce tormento;
    háblale de mí
    y dile lo mucho que lo amo.
    ¡Vincent puede confiar
    en mi juramento!
    ¡Vuela, vuela alegre, ah!
    ¡Oh, ligera golondrina,
    fiel mensajera,
    vuela alegre
    hacia mi amado!

    Cantantes de comienzos del siglo XX:
    Maria Galvani (1906)
    Antonina Nezhdanova (1908)
    Miliza Korjus

    Mediados del siglo XX:
    Janine Micheau (1953)
    Mado Robin (1958)
    Renée Doria (1962)

    Finales del siglo XX:
    Joan Sutherland (1979)
    Edita Gruberova

    Comienzos del siglo XXI:
    Sumi Jo

    ¿Cuál es vuestra interpretación preferida? Si es otra, os animo a que la pongáis. Es una buena ocasión para participar en el hilo.

  6. #6
    Schigolch
    Guest
    Las que más me han gustado son las de Janine Micheau y Renée Doria.

    La verdad es que en el contexto de la ópera, sí es un poco pegote, aunque como aria para soprano coloratura es muy resultona.

  7. #7
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    Coincido en Janine Micheau.

    Comprendo el punto de vista de Gounod, que, queriendo componer una ópera totalmente dramática, no quisiera incluir una página ligera como ésta. Pero yo no la encuentro tan incongruente, pues se trata de la primera aparición de Mireille, que no olvidemos que es una muchachita muy joven, lo que normalmente conlleva un carácter alegre. Además, está enamorada y, puesto que aún no le han sucedido las desgracias que después sobrevendrán, muy feliz. Por eso, en este momento de la ópera a mí no me parece que esta aria sea un elemento "extraño".

    Ello no obstante, soy un defensor a ultranza de que las óperas se interpreten tal y como el compositor las concibió, sin añadidos y sin cortes (ya sé que es una quimera). En consecuencia, me parece bien y aplaudo que últimamente ya se venga ofreciendo "Mireille" sin la valse-ariette, como en la producción del Palais Garnier de 2009.

  8. #8
    Schigolch
    Guest
    ¿No le gusta la bella Renée?...

    Mireille es mi ópera preferida de Gounod, y curiosamente lo que menos me ha interesado siempre en esta obra, es la valse-ariette.

  9. #9
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    No tanto como Janine Micheau. La voz me parece más... no sé cómo decirlo... seca, como menos flexible.
    No sé si, de la manera que usted lo ha dicho, significa que Micheau y Doria le gustan igual, o que Micheau sería la que más y Doria en segundo lugar. Esta segunda posibilidad sí la suscribiría, aunque Sutherland ya estaría ahí, ahí. Gruberova me ha decepcionado y Mado Robin creo que va demasiado acelerada.

  10. #10
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    5.- Acto I (Escenas 4ª y 5ª)

    Tras la marcha de sus amigas, Mireille confirma la veracidad del rumor a Taven, quien, previendo que una relación entre chica rica y chico pobre traerá problemas, le promete su ayuda si llega el caso de necesitarla, tras lo cual se va. Vincent viene y en un dúo con Mireille ambos se hacen promesas de amor. El le habla de su familia, y le dice que es aún más atractiva que su hermana, Vincenette (La verdad es que sus padres no perdieron mucho tiempo buscando nombres) Mireille, halagada por la comparación, se pasaría toda la mañana de palique, pero sus amigas la llaman.

    Antes de separarse, Mireille propone, como asaltada por una premonición, que si alguna vez la desgracia golpease a uno de los dos, ambos deberán acudir a la antigua capilla de Santa María del Mar para encomendarse a los Santos. Vincent acepta.

    Tenemos este final de acto en dos versiones:

    Lausana, 1993, con Danielle Borst y Christian Papis (desde "Vincennette a vôtre age"):




    Y París, 2009, con Inva Mula y Charles Castronovo




    MIREILLE
    Le ciel rayonne!
    L'oiseau chante!
    Aujourd'hui rien ne peut m'attrister!

    (Apercevant Vincent qui passe au fond, sous les arbres.)

    C'est toi, Vincent?

    VINCENT
    Mireille!

    (Il fait quelques pas pour s'éloigner)

    MIREILLE
    Où donc vas-tu si vite?

    VINCENT
    A courir par les prés le beau temps nous invite.

    MIREILLE
    Ne peux-tu t'arrêter près de moi pour causer?

    (S'asseyant sur un banc de gazon.)

    Je suis lasse et je veux ici me reposer.

    VINCENT
    (s'approchant de Mireille)
    Ah! si je suivais mon envie,
    Mireille, à vos côtés je passerais ma vie!
    Là-bas, dans notre humble maison,
    Je suis seul en toute saison
    Avec ma soeur et mon vieux père.
    Le vieux vannier ne parle guère,
    Ma soeur travaille et chante...
    Et j'écoute en rêvant.

    MIREILLE
    Ta soeur, Vincent...
    Jamais tu ne m'as parlé d'elle,
    Comment la nomme-t-on? est-elle jeune et belle?

    VINCENT
    Vincenette â votre âge et vous lui ressemblez.
    Mais comme l'humble fleur des blés
    Est soeur de la rose vermeille,
    Vincenette est soeur de Mireille!
    Devant les garçons assemblés
    Si vous paraissiez auprès d'elle,
    C'est vous qui seriez la plus belle!

    MIREILLE
    (un peu confuse)
    Oh! c'Vincent,
    Comme il sait gentiment tout dire!
    Son parler est si caressant
    Qu'on ne peut s'empêcher d'en rire!
    Oh! c'Vincent!

    VINCENT
    Comme Vincent,
    Chacun ici peut vous le dire!
    D'un regard tendre et caressant
    Chacun vous suit et vous admire,
    Comme Vincent!

    MIREILLE
    Ainsi ta saur est belle fille,
    Et plus qu'elle pourtant tu me trouves gentille!

    VINCENT
    Oui, certes, et de beaucoup!

    MIREILLE
    Pourquoi,
    Vincent?... Qu'ai-je do plus, pour toi?

    VINCENT
    De plus!
    Et qu'a l'oiseau de Dieu qui vole et fend l'espace
    De plus que le grillon
    Caché dans le sillon,
    Sinon la beauté même, et le chant et la grâce!
    De mes ennuis, par un refrain moqueur,
    Vincenette parfois en riant me console;
    Mais de vous la moindre parole
    Enchante mon oreille et réjouit mon coeur!

    MIREILLE
    Oh! c'Vincent!
    Comme il sait gentiment tout dire!
    Son parler est si caressant
    Qu'on ne peut s'empêcher d'en rite!
    Oh! Vincent!

    VINCENT
    (l'attirant dans ses bras avec amour)
    Comme Vincent,
    Chacun ici peut vous le dire
    D'un regard tendre et caressant,
    Chacun vous suit et vous admire,
    Comme Vincent!

    MIREILLE
    Mais le temps passe... Et j'oublie à t'entendre
    Que les autres sont à m'attendre.
    Adieu, Vincent! Adieu, gentil vannier;
    Viens m'aider à poser sur mon front mon panier.

    LE CHŒUR
    (dans la coulisse)
    Mireille!

    MIREILLE
    (se dégageant de l'étreinte amoureuse de Vincent)
    On me cherche! On m'appelle!
    Vite séparons-nous!...

    VINCENT
    (effleurant son front d'un baiser)
    Adieu, Mireille! Adieu!...

    MIREILLE
    (pâle et chancelante sous le baiser de Vincent)
    Écoute et souviens-toi! Sous le regard de Dieu,
    Devant le seuil béni de l'antique chapelle,
    Je te donne, Vincent, un pieux rendez-vous!
    Si jamais le malheur vient frapper l'un de nous
    Aux Saintes tous les deux!... Aux Saintes à genoux!

    VINCENT
    Oui, adieu, adieu!

    MIREILLE
    Adieu!

    (Ils se séparent)

    LE CHŒUR
    (dans la coulisse)
    Chantez, chantez, Magnanarelles;
    Car la cueillette aime les chants!
    Comme les vertes sauterelles,
    Au soleil, dans l'herbe des champs.
    Chantez, chantez, Magnanarelles,
    Car la cueillette aime les chants!
    MIRELLA
    ¡El cielo resplandece!
    ¡Los pájaros cantan!
    ¡Nada puede entristecerme hoy!

    (Aparece Vincent, pasando por el fondo)

    ¿Eres tú, Vincent?

    VINCENT
    ¡Mirella!

    (Vincent parece querer alejarse)

    MIRELLA
    ¿A dónde vas con tanta prisa?

    VINCENT
    Con este buen tiempo voy a pasear al prado.

    MIRELLA
    ¿Y no quieres que charlemos un ratito?

    (se sienta en un banco)

    Estoy tan cansada que me voy a sentar...

    VINCENT
    (se aproxima a Mirella)
    ¡Ah, si de mí dependiera, Mirella,
    a tu lado pasaría toda mi vida!
    Allí abajo, en mi humilde casa,
    con mi hermana y mi padre anciano
    me siento en la más absoluta soledad...
    Mi padre apenas habla,
    y mi hermana sólo sabe trabajar y cantar...
    ¡La oigo hasta en sueños!

    MIRELLA
    ¿Una hermana, Vincent?...
    Nunca me has hablado de ella.
    Dime, ¿cómo se llama? ¿Es joven?... ¿Bonita?

    VINCENT
    Vincenette, es de tu edad y se parece a ti.
    Pero como las dulces flores del prado
    ella es hermana de la rosa roja,
    ¡Vincenette es hermana de Mirella!
    Pero si pasaras delante de los muchachos
    después que ella,
    ¡sin duda tú serías la más bella!

    MIRELLA
    (confundida)
    ¡Oh, Vincent, qué lindas
    son las cosas que me dices!
    Tus palabras son tan dulces
    ¡que es imposible no sentirme dichosa!
    ¡Oh, Vincent!

    VINCENT
    ¡Al igual que Vincent, todos los muchachos
    te podrían decir lo mismo!
    Con esa dulce y tierna mirada
    cualquiera se quedaría prendado de ti.
    ¡Al igual que Vincent!

    MIRELLA
    Si dices que te recuerdo a tu hermana...
    Entonces... ¡es que te parezco bella!

    VINCENT
    ¡Sí, es cierto, y mucho!

    MIRELLA
    Pero Vincent...
    ¿Puedo hacer algo por ti?

    VINCENT
    ¡Desde luego!
    Los pájaros vuelan
    a través del firmamento
    y el grillo canta escondido en el surco;
    ¡representan la gracia y el canto!
    Así Vincenette, a veces,
    reconforta mis penas
    cantando coplas burlonas.
    ¡Ella deleita mi oído y regocija mi corazón!

    MIRELLA
    ¡Oh, Vincent!
    ¡Qué dulces son las cosas que dices!
    Tus palabras son tan embriagadoras
    ¡que no puedo evitar soñar!
    ¡Oh, Vincent!

    VINCENT
    (la toma entre sus brazos con amor)
    Como Vincent,
    cualquiera puede hablarte así,
    o mirarte con ternura y amor.
    Todos te admiran y cortejan
    ¡al igual que Vincent!

    MIRELLA
    Pero se ha hecho tarde... y he olvidado
    que las demás me están esperando.
    ¡Adiós Vincent! ¡Adiós querido artesano!
    Ayúdame a colocar la cesta sobre mi cabeza...

    CORO
    (fuera de escena)
    ¡Mirella!

    MIRELLA
    (soltándose del amoroso abrazo de Vincent)
    ¡Me buscan! ¡Me están llamando!
    ¡Rápido, separémonos!...

    VINCENT
    (dando un beso en su frente)
    ¡Adiós, Mirella! ¡Adiós!...

    MIRELLA
    (pálida e insegura luego del beso)
    ¡Recuerda lo que voy a decirte!
    Ante la mirada de Dios, en la antigua capilla,
    tendremos, Vincent, nuestro refugio.
    Si alguna vez el infortunio nos golpease
    ¡deberemos encomendarnos a los santos!

    VINCENT
    ¡Sí, adiós, adiós!

    MIRELLA
    ¡Adiós!

    (Se separan)

    CORO
    (fuera de escena)
    ¡Cantad, cantad, Magnanarelles,
    que la recolección ama los cantos!
    Como los saltamontes al sol,
    entre la hierba de los campos.
    ¡Cantad, cantad, Magnanarelles,
    que la recolección ama los cantos!

  11. #11
    Schigolch
    Guest
    Me gusta la Mireille de Inva Mula, tal vez una voz un tanto ligera para el papel, como otras antes que ella, pero que canta muy bien, y con una voz preciosa, como (casi) siempre.

  12. #12
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    6.- Dos celebridades se conocen.

    “Mireille” es una ópera en cinco actos, compuesta sobre un libreto de Michel Carré, basado en un poema épico de Fréderic Mistral, escrito en lengua occitana. Mistral, nacido en Maillane (Provenza) en 1830, se convirtió muy pronto en defensor de la independencia de Provenza y, sobre todo, de la lengua provenzal. En 1851 se unió al poeta Joseph Roumanille para fundar el movimiento del félibrige, que permitió promover el occitano con ayuda de Lamartine. Desde su masía, Mistral recopiló términos para redactar un diccionario y texto de canciones.

    Mirèio (Mireia) fue su obra principal. Tras ocho años de dedicarse a ella, logró publicarla en 1859. Contra lo que hubiera sido la ortografía habitual, que debiera haber sido Mirelha, Mistral tuvo que ceder a la imposición de su editor, Roumanille, y optar por una grafía simplificada, que desde entonces se llama "mistraliana", en oposición a la grafía "clásica" heredada de los trovadores. Otras obras suyas son Calendal, Nerte, Lis isclo d’or (“Las islas de oro”), Lis oulivado (“Las olivadas”), y “El poema del Ródano”. Considerado el más importante escritor en lengua provenzal, recibió el Premio Nobel de Literatura en 1904, junto a José Echegaray. Murió en 1914.

    “Mireia” fue un éxito fulminante. Su publicación en París en 1859, traducida al francés, convirtió a Mistral en un escritor muy conocido en la capital francesa. Gounod la leyó durante el invierno de 1862-63 e, impresionado por la fuerza de la narración, y por una historia mucho menos artificiosa que lo que se llevaba entonces (está basada en hechos reales, cosa que nunca ocultó Mistral) concibió de inmediato la idea de componer una ópera. Empezó por escribir al poeta para solicitar su permiso y en cuanto lo obtuvo, se puso manos a la obra. Pronto tuvo en sus manos el libreto que Michel Carré había preparado. Pero entonces, Gounod tuvo una idea genial: iría a la misma Provenza, hablaría con el autor del poema, vería los paisajes donde tiene lugar la acción.




    Y así lo hizo. Probablemente, era la primera vez que un compositor dramático iba en busca de inspiración al mismo lugar que quería evocar. En la primavera de 1863, Gounod llegó a Maillane, la localidad donde vivía Mistral. Pero el poeta no pudo hospedarlo pues su madre era demasiado anciana para atenderle. Pas de problème: Gounod se alojó en un hotel (que aún existe) de Saint-Rémy-de-Provence, muy cerquita del pueblo de Mistral. Hizo traer un piano de Nimes y empezó a visitar casi a diario al poeta. Ya en compañía de éste, ya solo, Gounod realizó paseos por los alrededores, por los lugares donde Mireille nació, creció y sufrió. Así, conoció la comarca de les Baux, el Val d’Enfer, el desierto de la Crau, la Camargue, e incluso peregrinó a Saintes-Maries-de-la-Mer.

    En esta última localidad, subió la escalera de caracol que conduce a la Capilla Antigua del santuario donde, según escribió a su mujer el 13 de abril de 1863, “pisé esa terraza de la capilla superior, desde la cual la expirante Mireille dirige sus últimas miradas hacia ese admirable mar cuyo horizonte le parece el camino del cielo.” Y añade Gounod en su carta: “Es un bello cuadro final para el último acto, y cuando se ven las dos cosas a la vez, te aseguro que no se puede desear que Mireille reviva sino entre los ángeles del cielo”

    Esto es lo que sonaba en la cabeza de Gounod (seguro que con mejor sonido) mientras, contemplaba con emoción el mar desde la Capilla Antigua de la iglesia-santuario:



    MIREILLE
    Sainte ivresse! divine extase!
    Pur transport dont mon cœur s'embrase!
    Rêve heureux! doux enchantement!
    Le ciel même s'ouvre et s'enflamme!
    Et dans l'air et dans mon âme
    Tout est joie et rayonnement !

    (Mireille retombe épuisée dans les bras de Vincent)

    VINCENT
    Grand Dieu!

    VINCENETTE
    (accourant)
    Mireille!... Accourez!...

    RAMON
    Mireille!... Mon enfant!

    MIREILLE
    Vous pleurez, vous pleurez!...

    VINCENETTE, VINCENT, RAMON
    Dieu! quelle ardeur étrange
    En ses yeux égarés!

    RAMON
    Ne meurs pas, chère enfant,
    ne meurs pas!...
    Et pardonne!

    (A Vincent)

    Toi, sauve-la, Vincent!... je te la donne!

    MIREILLE
    Il est trop tard!
    Voyez, le ciel rayonne,
    Et les Saintes viennent à moi
    Pour me donner la main.
    Je les vois!...

    VINCENT
    Ah! je veux les suivre avec toi!

    TOUS
    Sainte ivresse! Divine extase!
    Pur transport dont mon cœur s'embrase!
    Rêve heureux, doux enchantement!
    Le ciel même s'ouvre et s'enflamme,
    Et dans l'air et dans mon âme
    Tout est joie et rayonnement !

    (Les fidèles sont entrés
    peu à peu et entourent Mireille.)

    MIREILLE
    (extasiée)
    Voyez! Voyez! l'onde étincelle!
    La mer est calme et le ciel bleu!
    Adieu, Vincent! Adieu!

    (Elle meurt)

    VINCENT
    Ô mort!
    Emporte-moi dans la tombe avec elle!

    UNE VOIX
    (d'en haut)
    O Mireille,
    suis-nous vers le divin séjour,
    Viens goûter dans les Cieux
    la douceur infinie,
    Et la grâce ineffable,
    et l'ivresse bénie
    De l'éternel amour!...

    TOUS
    Son âme a pris son vol vers Dieu!
    Un doux parfum
    embaume le Saint Lieu!
    MIRELLA
    ¡Santa embriaguez! ¡Éxtasis divino!
    ¡Mi corazón se transporta!
    ¡Alegre sueño! ¡Dulce fascinación!
    ¡El cielo mismo se abre exultante!
    ¡En el aire y en mi alma
    todo es alegría y resplandor!

    (Mirella cae en los brazos de Vincent)


    VINCENT
    ¡Gran Dios!

    VINCENETTE
    (corriendo)
    ¡Mirella!... ¡Ayudadla!...

    RAMÓN
    ¡Mirella!... ¡Hija mía!

    MIRELLA
    ¡Llorad, llorad!

    VINCENT, VINCENETTE, RAMÓN
    ¡Dios, qué extraño ardor
    en su mirada perdida!

    RAMÓN
    ¡No te mueras, hija querida,
    no te mueras!
    ¡Perdóname!

    (a Vincent)

    ¡Tú, sálvala, Vincent!... ¡Te la entrego!

    MIRELLA
    ¡Es demasiado tarde!
    ¡Mira, el cielo resplandece!
    Los santos acuden para darme su mano.
    ¡Los veo!... ¡Sí, los veo!

    VINCENT
    ¡Ah, quiero seguirlos contigo!

    TODOS
    ¡Santa embriaguez! ¡Éxtasis divino!
    ¡Mi corazón se transporta!
    ¡Alegre sueño! ¡Dulce fascinación!
    ¡El cielo mismo se abre exultante!
    ¡En el aire y en mi alma
    todo es alegría y resplandor!

    (Los fieles salen de la iglesia
    y poco a poco rodean a Mirella)

    MIRELLA
    (en éxtasis)
    ¡Mirad! ¡Mirad! ¡Las olas destellan!
    ¡La mar está en calma y el cielo azul!
    ¡Adiós, Vincent, adiós!

    (Mirella muere)

    VINCENT
    ¡Oh, muerte!
    ¡Llévame a la tumba con ella!

    UNA VOZ DESDE EL CIELO
    (fuera de escena)
    ¡Oh Mirella,
    ven con nosotros al Paraíso divino!
    ¡Ven a saborear
    la dulzura infinita del Cielo
    y la gracia inefable,
    y la bendita exaltación
    del amor eterno!...

    TODOS
    ¡Su alma vuela veloz hacia Dios!
    ¡Un dulce perfume baña este santo lugar!


  13. #13
    Schigolch
    Guest
    Debo reconocer que, aunque sin remontarme a la conquista de Gneo Domicio Enobarbo para justificar anhelos decimonónicos, me encanta el occitano, tiene una grafía y sonido muy atractivos. El clásico de los trovadores, al menos. Un par de ejemplos casi operísticos, con un poema de Jaufré Rudel (of L'Amour de loin fame): "Lanqand li jorn son lonc en mai", primero recitado, y luego cantado:





  14. #14
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    Me resulta curiosa a mí esa lengua, me parece una mezcla de francés y catalán, aunque sólo hablo por lo poco que conozco, que son los "Chants d'Auvergne" de Canteloube. Aquí, uno de ellos, interpretado por Anne Sofie Von Otter:

    Chants d’Auvergne III, nº 1: Lo fïolairé (La hiladora)



    Ton qu'èrè pitchounèlo,
    Gordavè loui moutous.
    Ti lirou lirou... la la diri tou tou la lara!

    Obio 'no counoulhèto
    è n'ai près u postrou.
    Ti lirou lirou... la la diri tou tou la lara!

    Per fa l'obiroudèto
    Mè domound' un poutou.
    Ti lirou lirou... la la diri tou tou la lara!

    È ièu soui pas ingrato,
    Èn lièt d'un n'in fau dous!
    Ti lirou lirou... la la diri tou tou la lara!


    Cuando era pequeña
    guardaba las ovejas.
    ¡Ti lirou lirou… la la diri tou tou la lara!

    Tenía un bastón
    y llamaba a un pastorcillo.
    ¡Ti lirou lirou… la la diri tou tou la lara!

    Para hacerse el pastor
    me pidió un beso.
    ¡Ti lirou lirou… la la diri tou tou la lara!

    Y yo, nada ingrata,
    le di dos.
    ¡Ti lirou lirou… la la diri tou tou la lara!

  15. #15
    Senior Member Involved Member
    Join Date
    Jan 2012
    Location
    Zaragoza, Spain
    Posts
    242
    Post Thanks / Like
    7.- Acto II

    El mismo día que el acto anterior, a primera hora de la tarde.

    Para ubicar este acto, el libreto dice escuetamente: “Les arènes d’Arles”. Les arènes es el anfiteatro, pero puede ser dentro o fuera de él. En la función inaugural lo hicieron dentro, como atestigua una litografía que reproduce el decorado del estreno.


    Esto es posible porque en esa época había dentro de los anfiteatros pequeñas tiendas, tenderetes y aderezos para fiestas. En una palabra, una especie de kermesse instalada dentro de las ruinas.

    Pero lo normal es representar la acción fuera del monumento.

    Sea como sea, el acto comienza con gran animación. Un grupo de campesinos cantan y bailan una farandole provenzal. Mireille y Vincent, llegando por separado, se unen a la fiesta. Los demás les piden que canten una canción de amor. Mireille y Vincent ceden y cantan una canción provenzal tradicional (Chanson de Magalie: “La brise est douce et parfumée”) Llegan unos corredores que han de competir en una prueba deportiva y todos, excepto Mireille, salen de escena para ver la carrera.

    En la versión de 2009, con Inva Mula y Charles Castronovo, podremos ver todo esto, excepto el propio Anfiteatro. La duda sobre si ubicar la acción dentro o fuera del monumento es resuelta aquí contundentemente: se pone en el campo, en el mismo escenario que el Acto I, y no hay que discutir. Después, podemos volver a oir la Canción de Magali a Janette Vivalda y Nicolai Gedda en 1954.

    Inva Mula, Charles Castronovo
    París, 2009
    Choeur et orchestre de l'Opéra national de Paris.
    Director: Marc Minkowski




    Janette Vivalda, Nicolai Gedda
    Aix-en-Provence, 1954
    Orquesta del Conservatorio de Paris, Coros del Festival de Aix-en-Provence
    Director: André Cluytens

    [Link removed by Admin - YouTube video no longer available]


    CHŒUR ET DANSE
    La Farandole
    Joyeuse et folle
    Entraîne au bruit des chansons
    Les filles et les garçons!
    De Nimes à Tarascon,
    Et d'Arles au pays gascon,
    La Farandole
    Joyeuse et folle
    Entraîne au bruit des chansons

    Scène 2

    (Les mêmes. Mireille,
    et toute la bande des jeunes
    filles Arlésiennes)

    LES JOUVENCEAUX
    Amis, voici Mireille,
    La belle sans pareille!

    LES JEUNES FILLES
    (bas, en riant entre elles)
    Et l'amoureux Vincent,
    qui l'attendait là-bas,
    S'empresse d'accourir
    au-devant de ses pas!

    (Vincent accourt tout essoufflée: Il s'arrête à
    la vue de Mireille.)

    C'est pour lui qu'elle vient!
    Et Vincent vient, pour elle!

    Scène 3

    LE CHOEUR
    Bonjour, Vincent!
    Bonjour, la belle!
    Chantez-nous à vous deux
    quelque chanson d'amour.

    VINCENT
    Eh bien, que Mireille commence!

    MIREILLE
    Puisque Vincent le veut,
    amis, faites silence,
    Nous allons chanter, tour à tour!

    Chanson de Magali

    La brise est douce et parfumée,
    L'oiseau s'endort sous la ramée
    Au fond du bois silencieux!
    La nuit sur nous
    étend son voile;
    Et dans les cieux
    Je vois une amoureuse étoile
    Luire à mes yeux!

    VINCENT
    O Magali, ma bien-aimée,
    Fuyons tous deux sous la ramée,
    Au fond du bois silencieux!
    La nuit sur nous étend ses voiles
    Et tes beaux yeux
    Vont faire pâlir les étoiles
    Au sein des cieux!

    MIREILLE
    Non, non, je me fais hirondelle,
    Et je m'envole à tire-d'aile!
    Tu peux aller au bois seulet!

    VINCENT
    Adieu donc! fuis à perdre haleine,
    Pauvre oiselet!
    L'oiseleur te prendra sans peine
    En son filet.

    MIREILLE
    C'est en vain que tu me crois prise;
    Je suis nuage!

    VINCENT
    Et moi, la brise,
    Je t'emporte sur un rayon!

    MIREILLE
    Je suis le bluet qui sommeille
    Dans le sillon...

    VINCENT
    Pour t'avoir, je me fais abeille
    Ou papillon.

    MIREILLE
    Le cloître enfin m'ouvre ses portes.

    VINCENT
    Je suis le missel que tu portes
    C'est moi qui te consolerai.

    MIREILLE
    Si tu me suis au monastère,
    Là je mourrai!

    VINCENT
    Alors je me ferai la terre;
    Et je t'aurai!

    MIREILLE
    Maintenant je me crois aimée!
    Fuyons tous deux sous la ramée,
    Au fond du bois silencieux!
    La, nuit sur nous
    étend son voile;
    Et dans les cieux
    Je vois une amoureuse étoile,
    Luire à mes yeux!

    VINCENT ET MIREILLE
    La nuit sur nous
    étend son voile;
    Et dans les cieux
    Je vois une amoureuse étoile
    Luire à mes yeux!

    CHOEUR
    Comme le jour au sein des cieux,
    Comme une étoile,
    Dans l'air sans voile,
    L'amour rayonne dans leurs yeux!

    (Fanfares joyeuses.
    Rires et cris confus au-dehors.
    Mireille et Vincent sont séparés
    par dis foule qui
    envahit le théâtre.)

    UN ARLESIEN
    Place, place aux coureurs!
    Sur l'arène brûlante
    au signal ils vont s'élancer!
    Landry va disputer le prix à Lagalante!
    Qu'ils se donnent la main
    et l'on peut commencer!

    LE CHOEUR
    C'est le signal!... courons!...vite!
    Il faut se presser!

    La Farandole
    Joyeuse et folle
    Entraîne au bruit des chansons
    Les filles et les garçons!
    Le bon muscat de Baume et le férigoulet
    Se boivent à la régalade
    Le rire et la chanson,
    amis du gobelet,
    Guérissent plus d'un coeur malade...
    CORO
    ¡La farándula
    alegre y alocada,
    arrastra con el sonido de sus canciones
    a las muchachas y a los jóvenes!
    De Nimes a Tarascón
    y de Arlés a Gascuña.
    ¡La farándula
    alegre y alocada,
    arrastra con el sonido de sus canciones

    Escena 2

    (Los anteriores junto
    con Mirella y el grupo
    de jóvenes)

    MUCHACHOS
    ¡Amigos, por aquí llega Mirella!
    ¡La bella sin igual!

    MUCHACHAS
    (en voz baja, riéndose entre ellas)
    Y el enamorado Vincent,
    que la esperaba allí,
    ¡se afana en seguir
    tras sus pasos!

    (Vincent llega sin aire, se detiene al ver
    a Mirella)

    ¡Es por él que ella viene!
    ¡Y Vincent por ella!

    Escena 3

    CORO
    ¡Buenos días, Vincent!
    ¡Buenos día, hermosa!
    Cantadnos a dúo
    una canción de amor.

    VINCENT
    ¡Muy bien, que comience Mirella!...

    MIRELLA
    Puesto que Vincent así lo desea,
    ¡amigos, guardad silencio!
    ¡Cantaremos a dúo!

    Canción de Magali

    La brisa es dulce y perfumada,
    el pájaro descansa en lo más profundo
    del silencioso bosque.
    La noche extiende
    su velo sobre nosotros,
    y en el firmamento
    veo una dulce estrella
    que se refleja en mis ojos.

    VINCENT
    ¡Oh, Magali, amada mía!
    Huyamos a lo más profundo
    del silencioso bosque.
    La noche extiende
    su velo sobre nosotros,
    y tus bellos ojos hacen palidecer
    a las estrellas del firmamento.

    MIRELLA
    ¡No, no, me convertiré en golondrina,
    y volare haciendo piruetas!
    ¡Puedes ir al bosque tú solo!

    VINCENT
    ¡Adiós, entonces! Fuiste sólo una ilusión.
    ¡Pobre pajarilla!
    El cazador te atrapará
    sin misericordia con su red.

    MIRELLA
    Es inútil que quieras atraparme.
    ¡Soy una nube!

    VINCENT
    ¡Y yo la brisa
    que te lleva sobre un rayo!

    MIRELLA
    ¡Soy el arándano
    que descansa en el surco!

    VINCENT
    ¡Para poseerte,
    me convertiré en abeja o mariposa!

    MIRELLA
    El claustro al fin me abre sus puertas.

    VINCENT
    Soy el misal en que rezas.
    Soy yo quien te consuela.

    MIRELLA
    Si tú me sigues al monasterio
    ¡allí moriré!

    VINCENT
    Entonces, ¡en tierra me convertiré
    y así podré tenerte al fin!

    MIRELLA
    ¡Ahora me siento amada!
    ¡Huyamos a lo más profundo
    del silencioso bosque!
    La noche extiende
    su velo sobre nosotros,
    y en el firmamento
    veo una dulce estrella
    que se refleja en mis ojos.

    VINCENT, MIRELLA
    La noche extiende
    su velo sobre nosotros,
    y en el firmamento
    veo una dulce estrella
    que se refleja en mis ojos.

    CORO
    Como la claridad en el seno del cielo,
    como las estrellas
    en el aire inmóvil
    ¡el amor resplandece en sus ojos!

    (Fanfarria alegre. Risas
    confusas fuera de escena.
    Mirella y Vincent quedan separados
    por la muchedumbre
    que invade la escena.)

    ARLESIANOS
    ¡Paso, paso a los corredores!...
    ¡En el gran anfiteatro
    van a competir!
    ¡Landry disputará el premio a Lagalante!
    ¡Que se den la mano
    antes de comenzar!

    VOCES
    ¡La señal!... ¡Corred!... Rápido!...
    ¡Hay que darse prisa!

    ¡La farándula
    alegre y alocada,
    arrastra con el sonido de sus canciones
    a las muchachas y a los jóvenes!
    El buen moscatel de Baume y el ferigoulet
    ¡entran como el agua!
    Las risas y cánticos,
    amantes de las botellas,
    sanan al más enfermo de los corazones.

    Según Joseph Canteloube, que al igual que Kodaly en Hungría y Vaughan-Williams en Inglaterra, se dedicó a viajar por su país recopilando información y música de cantos folklóricos, fue la canción “Margarido, ma mio”, muy extendida por Provenza, la que inspiró a Mistral el texto de este fragmento, en tanto que Gounod se sirvió de la música de la también provenzal “Bouenjour, lou roussignou”. Los ritmos alternativos en 9/8 y 6/8 transmiten el aire de una música folklórica.



    Taven aprovecha que Mireille se ha quedado sola para advertirle de que ha visto disputarse su mano a tres hombres: el pastor Alari, el mulero Pascual y el rico ganadero Ourrias (Canción: “Voici la saison mignonne”) Como sabe que la joven no está por ninguno de los tres sino por un cuarto, la pastora le da esa información, que supone habrá de interesarle.


    Escuchamos la advertencia en la voz de Jane Rhode:





    TAVEN
    Voici la saison, mignonne,
    Où les galants font leur choix!...
    L'amour vole et papillonne
    Par les prés et par les bois!
    Les jouvenceaux sont en quête
    De filles à marier...
    La belle fait la coquette,
    Le père se fait prier,
    Et plus d'un anneau se donne,
    Qui passe à dé jolis doigts!
    Voici la saison, mignonne,
    Où les, galants font leurs choix!

    MIREILLE
    (tristement)
    Oui, c'est le temps des accord ailles!
    Mais pourquoi parler de cela?

    TAVEN
    Tout à l'heure, en rôdant par là,
    Le long de ces vieilles murailles,
    J'ai vu trois galants dont j'ai ri,
    Se conter leurs amours rivales,
    Ourrias le dompteur de taureaux,
    Alari le berger,
    et Pascoul le gardeur de cavales...

    MIREILLE
    Eh bien?

    TAVEN
    A leurs propos, s'il faut ajouter foi,
    Celle qu'ils ont choisie et qu'ils aiment...
    c'est toi!

    MIREILLE
    Moi!

    TAVEN
    Oui!... Voilà la saison, mignonne,
    Où les galants font leur choix.. etc.
    TAVEN
    Esta es la época, querida,
    en que los amantes hacen su elección...
    ¡El amor revolotea como una mariposa
    por los prados y bosques!
    Los jovencitos están buscando
    a una muchacha por esposa...
    La hermosa coquetea,
    y los padres rezan.
    ¡Y todas están deseando
    que un anillo se deslice por su dedo!
    Esta es la época, querida,
    en que los amantes hacen su elección...

    MIRELLA
    (con tristeza)
    ¡Sí, es la época del cortejo!
    Pero ¿por qué lo dices?

    TAVEN
    Hace un momento, en aquel muro,
    he visto tres galanes
    que me han hecho reír.
    ¡Los tres se lamentaban
    por su amor no correspondido!
    Ourrias, el boyero; Alari, el pastor;
    y Pascual, el mulero...

    MIRELLA
    ¿Y?

    TAVEN
    No es necesario que te diga
    que su amor no correspondido...
    ¡eres tú!

    MIRELLA
    ¿Yo?

    TAVEN
    ¡Sí!... Ésta es la época, querida,
    en que los amantes hacen su elección...

    Mireille no acierta a ver en qué le afecta la advertencia de Taven, pues, como reitera en cuanto la hechicera se va, su amor por Vicent es firme.

    Veamos cómo lo hacen tres sopranos distintas.

    Michelle Comand, en 1970:




    Valerie Masterson, en 1980:




    Ermonela Jaho, en 2007:




    Trahir Vincent, vraiment ce serait être file!
    Quand passe le bonheur,
    s'il n'est pris, il s'envole.

    Mon cœur ne peut changer!
    Souviens-toi que je t'aime!
    Vincent, ô mon Vincent,
    pourquoi nous affliger?
    Ta triste solitude et ta pauvreté même
    Avec toi, pour toujours,
    je veux tout partager!
    Mon cœur ne peut changer!
    Dans ta pauvre maison
    je suis prête à te suivre!
    A ton foyer désert je suis prête à m'asseoir.
    Cet humble sort m'enchante
    et ce rêve m'enivre!
    Qui croit tenter mon âme emporta un fol espoir!...
    Mon cœur ne peut changer!
    Vincent, ô mon Vincent,
    souviens-toi que je t'aime!
    Ta triste solitude et ta pauvreté même,
    Avec toi, pour toujours,
    je veux tout partager!
    Mon cœur ne peut changer!
    Non, non. Jamais, Vincent, jamais, Ah!

    A toi mon âme,
    Je suis ta femme.
    Malgré leur blâme,
    Je t'appartiens.
    Fière et ravie,
    En cette vie,
    Mon cœur n'envie
    De plus doux biens.
    Que Dieu m'entende;
    Ma joie est grandie,
    Si dans la lande
    Je suis tes pas,
    Et si nom rêne
    Sur l'humble grève,
    Un jour s'achève
    Entre tes bras,
    A toi mon âme,
    Je suis ta femme;
    Malgré leur blâme.
    Je suis ta femme (bis)
    Je t'appartiens, ô mon Vincent!
    À toi mon âme!
    Je suis ta femme!
    Je t'appartiens!
    Pour jamais, je t'appartiens!
    ¡Traicionar a Vincent, sería una locura!
    Cuando pase la felicidad,
    si no nos comprometemos, se marchará...

    ¡Mi corazón no puede cambiar!
    ¡Cuánto te amo!
    ¡Oh, Vincent!
    ¿Por qué nos atormentan?
    Tu triste soledad,
    e incluso tu pobreza
    ¡por siempre deseo compartirlas!
    ¡Mi corazón no puede cambiar!
    ¡Estoy dispuesta a seguirte
    a tu humilde casa!
    Me acurrucaría junto al fuego de tu hogar.
    ¡Ese destino me hechiza,
    esa idea me arrebata!
    ¡Mi alma no puede apartarse de ese loco deseo!
    ¡Mi corazón no puede cambiar!
    ¡Vincent, oh, Vincent,
    recuerda que te amo!
    Tu triste soledad,
    e incluso tu pobreza
    ¡por siempre deseo compartirlas!
    ¡Mi corazón no puede cambiar!
    ¡No, no, nunca, Vincent, jamás!

    Mi alma te pertenece,
    soy tu esposa.
    A pesar de todas las condenas,
    te pertenezco
    y estoy orgullosa de ello.
    Mi corazón
    no puede alcanzar
    mayor fortuna en esta vida.
    ¡Que Dios escuche
    mi alegría!
    Si por los páramos
    sigo tus pasos
    y llevo con humildad
    tus riendas por el polvo,
    ¡un día acabaré
    entre tus brazos!
    Mi alma te pertenece,
    soy tu esposa.
    A pesar de todas las condenas,
    te pertenezco... (bis)
    Te pertenezco, ¡oh, Vincent!
    ¡Mi alma te pertenece!
    ¡Soy tu esposa!
    ¡Te pertenezco!
    ¡Por siempre te perteneceré!

    Pronto se demuestra, sin embargo, que Taven tiene un ojo certero: Ourrias se acerca, mejor dicho, se arrima a Mireille más que a uno de sus toros, y se postula como puede, con unos couplets (“Si les filles d’Arles”) prometiéndole que, cuando sea su esposa, la tratará como a una reina.

    También disponemos de varias interpretaciones.

    Michel Dens

    [Link removed by Admin - YouTube video no longer available]


    André Pernet




    Marcel Vanaud




    Si les filles d'Arles sont reines
    Quand le plaisir
    les rassemble aux arènes

    Si les filles d'Arles sont reines,
    Les bouviers aussi, je crois,
    Dans la lande en feu sont rois!
    Oui là-bas ils sont rois!
    Et s'ils veulent prendre femme...
    La plus fière,
    au fond de l'âme...
    Se soumet à leur choix!...
    Mais fier à son tour de son doux servage,
    Et quittant pour toit son désert sauvage,
    Devant tous, ô belle! Ourrias vainqueur
    Se courbe à tes pieds
    pour gagner ton coeur.
    Ourrias, bouvier de Camargue,
    N'est point de ceux
    qu'on dédaigne et qu'on nargue
    Ourrias, bouvier de Camargue,
    Son trident de fer en main,
    Peut braver le genre humain,
    Et suit droit son chemin!
    Le dompteur que rien ne dompte,
    Pour parler à qui l'affronte
    N'attend pas à demain!...
    Mais fier à son tour de son doux servage,
    Et quittant pour toi son désert sauvage,
    Devant tous, ô belle! Ourrias vainqueur
    Se courbe à tes pieds
    pour gagner ton coeur!
    Si las hijas de Arlés son reinas
    cuando el júbilo
    las reúne en el anfiteatro.

    Si las hijas de Arlés son reinas,
    del mismo modo los boyeros,
    en los verdes campos, ¡somos reyes!
    ¡Sí, allá somos los reyes!
    Y si a una mujer desean tomar,
    aún la mas orgullosa,
    en el fondo de su alma,
    ¡se somete a la elección!...
    Pero a pesar de la nobleza de su oficio
    y dejando por ti sus páramos salvajes,
    delante de todos ¡oh, hermosa! Ourrias
    se arrodilla a tus pies
    para ganar tu corazón.
    Ourrias, boyero de la Camargue,
    desprecia a aquellos
    que temen al peligro.
    Ourrias, boyero de la Camargue,
    con su puya de acero en la mano
    se enfrentará a cualquiera
    que se cruce en su camino.
    ¡El domador a quien nadie doma!
    Para ser sincero, ¡no estoy acostumbrado
    a esperar ni un sólo día!...
    Pero a pesar de la nobleza de su oficio
    y dejando por ti sus páramos salvajes,
    delante de todos ¡oh, hermosa! Ourrias
    se arrodilla a tus pies
    para ganar tu corazón.

    Como se pone bastante pesado, Mireille se va precipitadamente; huyendo de él, como quien dice.

    En ese momento sale del Anfiteatro Ramón, el padre de Mireille, ante quien se queja Ourrias de que Mireille no ha estado receptiva. Aparece Ambroise, con sus hijos Vincent y Vincennette, y le pide un consejo a Ramon: su hijo, Vincent, se ha enamorado de una rica heredera. ¿Cómo manejaría él la situación si estuviera en su caso? Ramon responde que primero habría que hablar con él, pero si no desiste, los bastonazos son una buena alternativa. Ante el pasmo de la concurrencia (que ha ido saliendo del Anfiteatro conforme acababa el espectáculo dentro y los gritos les advertían de que empezaba otro fuera), echa de menos aquellos tiempos en que la patria potestad incluía el derecho sobre la vida y la muerte de los hijos

    Un père parle en père. Gabriel Bacquier.





    Un père parle en père,
    un homme agit en homme!
    Le chef de famille autrefois
    était le maître
    et tout se courbait à sa voix!...
    Et quand Noël voyait devant la table sainte
    S'asseoir l'aïeul, avec sa génération,
    Le doux vieillard calmait toute rébellion
    Et faisait taire toute plainte,
    En versant sur ses fils sa bénédiction!...
    Mais que l'un deux osât braver sa loi suprême,
    Dieu juste!... il l'eût tué peut-être!
    ¡Un padre debe hablar
    y actuar como tal!
    ¡Antaño, el jefe de familia
    era el amo
    y todos se inclinaban ante su voz!...
    Y cuando en Navidad, todos reunidos,
    el abuelo presidía la mesa,
    el anciano calmaba cualquier alboroto
    simplemente con su presencia
    y su bendición.
    Pero si alguno osaba romper su ley suprema,
    ¡por Dios!... ¡Quizás, hasta matarlo podía!


    “¡Pues entonces, mátame!”, grita Mireille, que no se había ido muy lejos, “ya que es a mí a quien ama Vincent”. Ahora el que se queda pasmado es Ramón. Furioso, la maldice, y a continuación amenaza con el bastón a Ambroise (como si tuviera la culpa de algo). Vincennette evita que golpeen a su padre y Ramon se va jurando que no permitirá que Mireille vuelva a ver al joven. Vincent se desespera, pero Mireille canta que todo intento de separarles será en vano y, según lo acordado esa misma mañana, cita a su amado para el día siguiente en la capilla de Santa María, en tanto la gente murmura, criticando al cavernícola.
    Last edited by Ann Lander (sospiro); January 6th, 2018 at 10:33 AM.

Page 1 of 3 1 2 3 LastLast

Similar Threads

  1. A Walk with Loge's hidden operatic gems: Mireille
    By Schigolch in forum General Operatic Discussion
    Replies: 22
    Last Post: June 18th, 2012, 07:08 AM

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •  


free html visitor counters
hit counter




Official Media Partners of Opera Carolina

Opera Lively is the Official Media Partner of Opera Carolina

Official Media Partners of NC Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of North Carolina Opera

Official Media Partners of Greensboro Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of Greensboro Opera

Official Media Partners of The A.J. Fletcher Opera Institute and Piedmont Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of The A.J. Fletcher Opera Institute
of the University of North Carolina School of the Arts and Piedmont Opera

Official Media Partners of Asheville Lyric Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of Asheville Lyric Opera

Official Media Partners of UNC Opera

Opera Lively is the Official Media Partner of UNC Opera
Dept. of Music, UNC-Chapel Hill College of Arts and Sciences

www.operalively.com

VISIT WWW.OPERALIVELY.COM FOR ALL YOUR OPERA NEEDS